Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morán propone una plataforma que agrupe a la izquierda del PSOE

ANABEL DÍEZ, El ex ministro de Asuntos Exteriores Fernando Morán pidió ayer la reforma de su partido "para evitar la burocratización" al considerar que el modelo vigente se ha estancado. El rechazo a simplificar el debate entre Carlos Solchaga, ministro de Economía, y el vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, es una de las conclusiones que se ha extraído después de tres jornadas de debate de personalidades del ala izquierda del PSOE reunidas por el Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (CEPES), que, según Morán, "eventualmente puede servir de plataforma para la reforma del partido".

Con el epígrafe general La izquierda a debate, ex altos cargos del Gobierno socialista, ministros, parlamentarios, sindicalistas y los representantes de la corriente del PSOE Izquierda Socialista han querido tomar posición en el actual debate de este partido al objeto de no "quedar descolgados" ante futuros acontecimientos, según han reconocido algunos de sus convocantes.La discusión ha cubierto los planos ideológico y organizativo, que son las facetas en las que este grupo, hoy todavía muy heterogéneo, quiere influir al considerar inexorables cambios tras las próximas elecciones legislativas.

El ex ministro y actual eurodiputado Fernando Morán clausuró ayer las jornadas, ante un público básicamente formado por militantes sin cargo, realizando una síntesis de lo allí debatido.

Existe una política alternativa a la neoliberal, y es rechazable que el, debate en el seno del PSOE lo monopolice el liberalismo, "ya que hay otras posiciones en el partido", dijo Morán.

"La reforma debe partir de los modos y funcionamiento de los partidos, ya que ahora se asiste a un momento de estancamiento", comentó Morán para agradecer al CEPES esta iniciativa de debate y reconocer uno de los intereses fundamentales de los convocantes: "El CEPES puede servir para participar y eventualmente para plantear una plataforma de reforma", señaló.

Antes de la clausura, el propio Morán fue ponente del tema de la jornada titulado Respuestas de la izquierda, en el que sin mencionar a nadie fue implacable con el papel que, a su juicio, de sempenan actualmente los jefes de Gobierno. "Ahora los jefes de los Ejecutivos predominan sobre el poder legislativo, pero, sin embargo, no tienen una carga de responsabilidad equiparable y mantienen un discurso autoritario y anodino". En cuanto a los partidos políticos dijo: "Los partidos son una zona de reclutamiento para gentes de la Administración".

Más explícito fue Antonio García Santesmases, miembro de Izquierda Socialista, que consideró inaceptable plantear que en el PSOE todo se reduce "a un sometimiento de apesebrados que veneran al líder o los que discrepan, a los que inmediatamente se les acusa de estar provocando una guerra civil". En el orden ideológico también rechazó la elección entre "el capitalismo de Carlos Solchaga o las toneladas de Ibarra" [Juan Carlos Rodríguez Ibarra presidente de Extremadura] dicho con desmesura deliberada muy bien acogida.

El dirigente de UGT José María Zuflaur criticó al Gobierno por consentir la situación del empleo, en la que un 46% puede considerarse en precario al sumarse los desempleados al 32% de trabajadores que tienen contratos temporales. Zuflaur provocó la risa del auditorio cuando narró las interferencias que sufre: "Cuando uno va a por la patronal te sale un ministro, Luis Martínez Noval; no tenemos tiempo de discutir con la CEOE porque nos atacan los nuestros".

El ex ministro de Exteriores francés Claude Cheysson y el ex presidente asturiano Pedro de Silva exhortaron a que la izquierda recupere sus valores tradicionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 1991

Más información

  • El ex ministro defiende la reforma del partido