La OPEP aumenta el techo de producción hasta 23,65 millones de barriles diarios

El comité de vigilancia de la OPEP acordó ayer fijar un techo de producción de 23,65 millones de barriles diarios para el último trimestre del año, unos 1,35 millones por encima de la cuota de junio. La decisión no parecía satisfacer a ninguno de los ministros, a excepción del venezolano Celestino Armas.

El principal objetivo del acuerdo es acercar el precio de la cesta de siete crudos de la OPEP (1 dólar más barata que el brent) al precio de 21 dólares fijado en julio de 1990. Subroto, secretario general de la organización, declaró en rueda de prensa que "Ia OPEP confía que los precios sigan al alza los próximos tres meses a medida que la actividad económica de los países industrializados recupera su pulso".El techo de 23,65 equivale a hacer oficial la producción real de la organización durante el último mes. El reparto de esta producción se hace en función de la capacidad de cada miembro y no bajo un sistema de cuotas individuales. Subroto dijo que la vuelta al sistema de cuotas, que afecta directamente a Arabia Saudí, será impuesto de nuevo cuando el "impacto de las exportaciones iraquíes y kuwaitíes pongan en peligro los precios".

Rechazo saudí

El ministro de Arabia Saudí, Hisham Nazer, declaró tras la reunión que su país no acepta el sistema de cuotas y que producirán todo lo que demande el mercado. Nazer añadió: "Y el mercado está boyante ahora mismo, de hecho no podemos abastecerlo". El reino saudí, cuya prioridad es ampliar su cuota de mercado y no los precios, continuará produciendo hasta 8,5 millones da barriles (el 36% de la producción de la OPEP), según los expertos consultados.

Por su parte, el nuevo ministro argelino de Energía, Ait Laoussine, aseguró no estar satisfecho con el acuerdo, aunque considera que "es el mejor, dadas las circunstancias". En la cuestión de las cuotas, Laoussine dijo: "No creo que la OPEP puede permitirse, si quiere tener algún impacto sobre los precios, abandonar el sistema de cuotas".

Argelia, Libia, Indonesia y Nigeria, países con escasa reservas de crudo y a favor de precios altos, mantendrán una reunión en octubre para acordar una política común sobre el petróleo. El ministro indonesio, Ginandjar Kartasamita, está convencido de que la OPEP volverá a controlar las cuotas de cada miembro cuando las industrias de Kuwait e Irak se recuperen.

El acuerdo de ayer tiene en cuenta las producciones de Irak y Kuwait. Subroto no quiso dar una cifra sobre la capacidad productiva de estos dos países, pero aclaró que ambos tienen la posibilidad de producir tanto como les fue asignado en julio de 1990: 1,5 millones Kuwait y 3,14 Irak. "El comité se compromete a vigilar de cerca la evolución de estas producciones".

La puesta en el mercado del crudo iraquí depende, por el momento, de que el Gobierno de Sadam Husein acepte la propuesta de la ONU, que le permite vender petróleo por valor de 1.600 millones de dólares (unos 500.000 barriles al día durante seis meses). El ministro iraquí, Abdul Razzak Al-Hiti, declaró que su país está preparado para exportar hasta un millón y que prefieren vender esta cantidad durante tres meses.

Subroto aseguró que la OPEP está "profundamente preocupada con la propuesta de la CE de fijar un impuesto en el consumo energético", que persentó ayer el comisario de Medio Ambiente Carlo Ripa de Meana. Y declaró que "cualquier impuesto adicional sobre energía afectará negativamente el libre comercio".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción