Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caso destituye como portavoz del CDS a Fernández Teixidó, que había dimitido

El secretario general del CDS, José Ramón Caso, anunció ayer la destitución como portavoz del partido de Antoni Fernández Teixidó. Sin embargo, éste había presentado su dimisión horas antes y no le fue aceptada. La postura de Caso sorprendió a destacados miembros del partido, que vive una fuerte crisis. El enfrentamiento se arrastraba desde hace semanas. Fernández Teixidó era contra río a la continuidad de Caso tras la dimisión de Suárez.

(Fernández Teixidó, en declaraciones a Radio España, consideró ayer un "error" su destitución, y señaló que con esa medida no se hace ningún servicio al partido, aunque matizó que no se le ha pasado "por la cabeza" abandonar el CDS, informa Servimedia).El secretario general del CDS calificó ayer como ",una estupidez política" el que Fernández Teixidó pusiera como condición del "plan de reformas" del CDS un cambio en la Secretaría General. Fernández Teixidó, portavoz nacional, había manifestado el pasado lunes que "la imagen de profunda renovación que pretende darse al partido quedaría en entredicho si no variara la secretaría general".

Caso anunció la destitución en la rueda de prensa convocada ayer para informar de los acuerdos adoptados por el Comité Nacional del CDS, reunido el lunes. Precisamente, en ese encuentro, Fernández Teixidó planteó su cese, que no le fue aceptado.

"Sobre las once de la noche, cuando quedábamos menos de una docena de miembros del comité, el portavoz dijo: 'Presento nuevamente mi dimisión, tal como ya hice hace un mes ante el secretario general'. Caso no contestó y quedó claro que no se la aceptaba", explicó Joaquín Abril Martorell, que conoció la noticia por este periódico. Abril no fue el único extrañado. El diputado del CDS Rafael Arias-Salgado también acogió la noticia con sorpresa. "El secretario general ha actuado como juez y parte, entre otras cosas porque es él y no una comisión quien controla el proceso precongresual que vive el CDS", dijo. "Este no es un suceso feliz cara al congreso de septiembre", añadió.

En la rueda de prensa de ayer, Caso criticó duramente las opiniones de Fernández Teixidó: "Es una incongruencia que quien está nombrado a dedo, por así decirlo, para cooperar en la divulgación ante la sociedad de las posiciones de la dirección, del CDS introduzca una estrategia de comunicación radicalmente distinta". "La sociedad entendería mal que en la dirección nacional del partido hubiese dos voces discrepantes", añadió.

Sustitución

Caso, en referencia al grupo de dirigentes regionales del CDS que han propuesto a Fernández Teixidó que encabece una lista a la secretaría general, señaló: "Hay personas que plantean que lo renovador es la sustitución de mi persona". Caso afirmó que este sector le había puesto a él "encima de la palestra, como objetivo esencial del congreso que se celebrará en septiembre". "Yo he soslayado ese debate", concluyó.Caso señaló que el Comité Nacional aprobó "por unanimidad" el anteproyecto de las dos ponencias que se discutirán en septiembre. Entre los puntos claves del anteproyecto de la ponencia política destacan el impulso de una política liberal y radical, una mayor oposición y control a los abusos del Gobierno y el fortalecimiento del liderazgo de Suárez.

Por otro lado, la demanda presentada por 37 militantes del CDS, que fueron expulsados del partido después de que 100 afiliados enviaran una carta al entonces presidente, Adolfo Suárez, quedó ayer vista para sentencia, informa Europa Press. Este grupo de militantes criticaba en la carta a los órganos de dirección del partido y reclamaba una mayor facilidad para expresar sus opiniones dentro de los mismos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de julio de 1991

Más información

  • El destituido había pedido el cambio del secretario general