Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TOUR DE FRANCIA 1991

Los médicos del PDM sospechan ahora de una solución azucarada

Una solución azucarada, disuelta en suero Fisiológico y administrada por vía intravenosa a los ciclistas del equipo holandés PDM para que recuperaran fuerzas, se ha sumado al final a las posibles causas de la infección que apartó a todos sus integrantes del Tour.

Las inyeccciones, permitidas según los médicos del conjunto, fueron puestas el pasado 14 de julio en las habitaciones del hotel que ocupaban los corredores. Durante la noche de esa misma jornada comenzaron a aparecer los síntomas que han acabado alejándolos de la carrera: fiebre alta, dolor muscular y de cabeza y malestar general. Aunque sólo algunos se quejaron de dolores de estómago y algo de diarrea, los médicos no excluyen de sus investigaciones el mal estado de la comida. Para el PDM, sin embargo, el caso está cerrado.

La dirección del PDM ha llegado a esta conclusión después de que las pruebas realizadas con muestras de saliva, sangre, orina y heces de los corredores no arrojaran ninguna luz sobre las causas de la infección. El internista y el microbiólogo encargados de los estudios han señalado, por su parte, que ahora resultaría muy difícil seguir con los análisis ya que no quedan restos de los alimentos ingeridos.

Los directivos del PDM señalaron que el caso puede pasar a la historia del Tour como un misterio, lo que no les preocupa. "Hemos intentado establecer por todos los medios el origen de esta infección y alejar cualquier duda. Pero la enfermedad ya ha pasado y ahora los corredores vuelven a estar sanos", dijo el gerente Manfred Krikke. El equipo ha recibido un telegrama de apoyo del Gobierno holandés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de julio de 1991