Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'críticos' de EE rechazan la propuesta de la dirección para seguir en el partido

Los dos principales portavoces del sector crítico de Euskadiko Ezkerra (EE), el ex secretario general Kepa Aulestia y el consejero de Trabajo del Gobierno vasco, Martín Auzmendi, rechazaron ayer las condiciones consideradas imprescindibles por la dirección del partido para preservar su unidad y no considerar "autoexcluídos" a los miembros de la corriente Auñamendi. El secretario general, Jon Larrinaga, declinó pronunciarse sobre la situación a su llegada a la sede de Bilbao, donde se inició a media tarde de ayer la sesión del comité nacional, que continuaba reunido a medianoche.Aulestia reafirmó que Auñamendi "es EE y sin sus componentes no puede concebirse el partido" y rechazó las condiciones de Larrinaga para permitir su existencia como corriente organizada. Entre estos requisitos figura el compromiso de acudir a las elecciones generales de 1993 con las siglas del partido y la puesta a disposición de la dirección de todos los cargos públicos. Los cargos representativos, según el ex secretario general, "están a disposición del partido, que no es lo mismo que a disposición de la dirección".

Los estatutos de EE prevén la retirada de confianza política a sus cargos, pero exigen para adoptar la decisión una mayoría de dos tercios del comité nacional, proporción que no alcanza la corriente mayoritaria. En el cuarto congreso, celebrado en febrero, Renovación Democrática se impuso con el 51% de los votos, mientras Auñamendi conseguía el 46%. En el comité nacional los primeros cuentan con 47 delegados, los críticos con 41 y otros dos son ajenos a las dos corrientes.

Aulestia apeló a la doctrina del Constitucional para defender el carácter personal de los cargos electos. Hace unos días, advertía de la posibilidad de acudir a los tribunales ordinarios si son expulsados los críticos. Martín Auzmendi reiteró el derecho estatutarlo de los miembros de EE a constituir una corriente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de julio de 1991