Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramos Marcos: ''Sólo me preocupé de Cruyff cuando entró en el quirófano"

El colegiado salmantino Joaquín Ramos Marcos, designado para dirigir el partido de esta noche, arbitrará la tercera final de Copa de su carrera. Eso, según él, justifica su tranquilidad: "Mi estado anímico", dice, "es el mismo que ante otro partido de importancia. Después de haber dirigido otras dos Finales, confío ciegamente en hacerlo bien. No me cabe ninguna duda".

Respecto a la manifestaciones de Johan Cruyff, en las que recomendó al Mallorca que no jugase si Ramos Marcos era el árbitro de la final, el colegiado señaló: "Tan sólo me he preocupado de Cruyff cuando entró en el quirófano para ser intervenido en su corazón a vida o muerte. No seré yo quien valore sus manifestaciones; son otros los que han de calificar unas palabras que han hecho mucho daño al colectivo arbitral. Nuestro comité, a buen seguro, las hará llegar a los organismos pertinentes y allí decidirán por mí. Eso sí, como profesional del fútbol que es debe responder por ellas y han depurarse las responsabilidades que correspondan. No es lo mismo que hable, por ejemplo, Jesús Gil, que es un amateur, que lo haga Johan Cruyff y en estos términos".

Ramos Marcos, en cambio, no quiere dar consejos a los protagonistas del encuentro. "No, ninguno. Ellos son el centro del espectáculo y han de jugar un buen partido nada más. Eso sí, comprendo perfectamente la ilusión que deben tener los seguidores mallorquinistas ante esta cita tan importante. Si yo fuese uno de ellos, no dudaría en ir hasta Madrid, aunque tuviese que hacerlo a nado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de junio de 1991