Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Alexandr Pumpianski

El periodismo independiente en la URSS

Desde principios de este año es director del semanario moscovita Tiempos Nuevos. Anteriormente trabajó en el diario Komsomolskaia Pravda, del que fue corresponsal en Nueva York, y en la revista Novedades de Moscú.Tras un largo periodo de oscurantismo, Alexandr Pumpianski, de 50 años de edad, se ha encontrado de repente al mando de una revista que puede publicar todo tipo de críticas al aparato del Estado soviético sin cortapisa alguna. Recuerda Pumplanski la última vez que escuchó la voz del censor: "Fue en abril de 1989, a raíz de los sucesos de Tblisi, capital de la república de Georgia, donde la intervención de las tropas de Moscú causó una treintena de muertos. Publicamos tres o cuatro artículos muy críticos hacia el comportamiento del ejército y del poder central. En un principio, el censor intentó convencerme de que los artículos no debían aparecer, después me pidió que eliminase parte de ellos. Los publicamos prácticamente en su totalidad. Tuvo que aceptarlo porque en aquella época la posición de los censores era ya muy débil". Cuatro o cinco meses después la censura fue oficialmente abolida.La nueva etapa de libertad de expresión ha ido acompañada de la libertad económica, lo que en la caótica apertura soviética hacia la economía de mercado significa que los medios de comunicación independientes deben buscar sus propios medios de financiación. "Nos hemos dado cuenta de las dificultades que ello comporta, porque, como en la época anterior, a veces vivir encerrado en una jaula puede ser muy cómodo", dice Pumplanski. Sin ningún subsidio del Estado, como revista, independiente Tiempos Nuevos se enfrenta a una serie de problemas desconocidos hasta ahora. "Aeroflot quiere cobrar en divisas para garantizarnos el transporte de la revista al extranjero; los precios del papel han aumentado hasta cuatro veces".

"El dinero procede fundamentalmente de las suscripciones (55% en la edicion en ruso) . La otra mitad de los costes deberá cubrirse a través de publicidad o de ciertas actividades comerciales, como publicar libros por encargo".

Amparándose en la nueva ley de prensa, "Tiempos Nuevos se registró como una empresa gestionada por el colectivo de periodistas". La aplicación de esta ley es más complicada a la hora de establecer las reladones de propiedad. "Teóricamente, en mi país todo pertenece al pueblo. Pero ¿qué significa esto? Nadie lo sabe. Todo es del Estado, pero ¿quién es el Estado? Actualmente estamos intentando averiguar quién es el propietario del edificio. La imprenta es del partido. De alguna manera, el edificio es del partido. Estamos adquiriendo paso a paso las mesas, las sillas, los ordenadores".Pumpianski, que ha visitado España por primera vez para presentar el libro Europa se reencuentra, editado por El País-Aguilar y del que es uno de los autores, abandonó el partido comunista en enero, tras los sucesos de Lituania, aunque hoy por hoy no ve alternativa clara al PCUS. "Hernos sido y somos víctimas de las palabras. Socialismo, bueno,- capitalismo, malo. ¿Qué es capitalismo? ,Qué es socialismo? Como sociedad y país, deberíamos integrarnos en la tendencia. general de nuestra civilización, aunque partiendo de nuestra realidad y de nuestro pasado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1991