Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villar destituyó anoche a Suárez como seleccionador español

El presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, se reunió anoche con el seleccionador, Luis Suárez, para comunicarle que quedaba destituido de su cargo. En realidad, la cita estaba prevista para las cinco de la tarde. Pero se demoró hasta las once porque Suárez debió trasladarse en su coche, un Alfa Romeo, desde Almería, donde se hallaba por motivos particulares, hasta Madrid.En una conferencia de prensa posterior, Villar explicó que tan drástica medida se ha derivado del hecho de que la si tuación fuese ya "insostenible". "En los últimos tiempos" , dijo, "Suárez se ha visto contestado por directivos, medios de comunicación e instituciones".

También confirmó Villar que la federación ha establecido contacto con Luis. Aragonés, el entrenador del Español; Javier Irureta, el del Oviedo, y Vicente Miera, en paro, pero que, en su momento, fue el segundo de Miguel Muñoz en el equipo nacional, para preguntarles si les interesa ser el nuevo seleccionador. Todos han contestado afirmativamente. Aragonés, que se hallaba en Madrid por su costumbre de visitar los lunes a su familia, conversó ayer mismo con algunos federativos v, según personas cercanas a Villar, se perfila como el candidato número uno. Las entrevistas serán hoy con Irureta y en las horas siguientes con Miera.

"El seleccionador que entre", recalcó Villar, "tendrá que ocuparse del organigrama de nuestros técnicos": Ladislao Kubala colaboraba con Suárez en el conjunto olímpico mientras que Jesús Pareda llevaba el sub 21 y el sub 19 y Juan Santisteban el sub 16. Asimismo, matizó que, aunque se desea nombrarlo enseguida, hay un margen porque hasta septiempre (Islandia, en la Eurocopa) no hay ningún partido oficial. En cualquier caso, su intención es hacer público su nombre en la próxima junta, el día 17.

"Yo no me voy"

Los últimos resultados negativos de la selección -tres derrotas consecutivas ante Francia, Hungría y Rumania en febrero, marzo y abril y un empate con Portugal en enero- influyeron decisivamente en los federativos para prescindir de Suárez, que anoche salió a la carrera de la federación y se negó a hacer más declaración que ésta: "Yo no me voy. Si me echan, ya lo dirá Villar".Suárez, que fue contratado en 1988 para reemplazar a Muñoz y que llevó a la selección hasta el Campeonato del Mundo de Italia 90, en cuyos octavos de f`mal la eliminó la yugoslava, tenía compromiso en vigor hasta junio de 1994 después de haberlo prorrogado en marzo de 1990. Además de las primas, lo estipulado es que cobrase 30 millones esta temporada y 35, 40 y 45 en las otras. Un representante de la federación negociará con él desde el lunes las condiciones económicas de su finiquito. Según Villar, "se trata de que cobre lo que le corresponda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de abril de 1991