Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Portugal implantarán dos nuevos canales azules en Cáceres y Galicia

Los ministros del Interior de España y Portugal, José Luis Corcuera y Manuel Pereira, respectivamente, acordaron ayer, al término de la reunión celebrada en Mérida (Badajoz), la implantación de dos canales azules más entre ambos países. La adopción de estos nuevos pasos fronterizos sin control policial se verá compensada en el futuro con un incremento de la cooperación entre las fuerzas de seguridad de ambas naciones en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

Ambos ministros estuvieron de acuerdo en posibilitarla persecución en caliente, figura que permite a las policías de ambas naciones cruzar la frontera para intentar detener a un delincuente que acabe de violar la ley en su territorio. Además, firmarán antes de julio un tratado sobre readmisión de emigrantes ilegales de terceros países.Las delegaciones de ambas naciones rubricarán hoy un comunicado en el que formalmente recojan los acuerdos aprobados en la reunión celebrada ayer en Mérida. Corcuera destacó como uno de los logros más importantes el hecho de que las autoridades portuguesas admitan abrir un nuevo canal azul antes de dos meses en Valencia de Alcántara (Cáceres), al que se sumará uno más en Galicia. Ambas delegaciones han coincidido en que el canal azul existente en Rosario de la Frontera (Huelva) había dado un buen resultado pero era insuficiente, dado su escaso tránsito.

Ambas delegaciones firmarán antes de julio un tratado por el que se comprometen a readmitir a los emigrantes clandestinos que desde su territorio se hayan internado en la nación vecina. No en vano, según exponían en privado altos cargos de Interior, a través de Portugal han entrado en España un buen número de emigrantes ilegales de las antiguas colonias portuguesas.

Para que la apertura de fronteras no suponga un debilitamiento frente a la delincuencia, Rafael Vera, secretario de Estado para la Seguridad, esbozó tres medidas compensatorias: mejoras de las transmisiones entre las Fuerzas de Seguridad de ambos países, intercambio de formación y estudio de la implantación del derecho de persecución en caliente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de marzo de 1991

Más información

  • Las policías de ambos países podrán perseguir en caliente