Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se incrementa la búsqueda del avión militar perdido

El servicio de rescate del Ejército del Aire (SAR) incrementó ayer los medios disponibles para la localización del avión C-212 de la base aérea de Matacán (Salamanca) desaparecido el pasado miércoles con cinco tripulantes mientras realizaba un vuelo de instrucción, al mismo tiempo que se ampliaron las zonas de busqueda en el valle del Jerte, Gredos y la Peña de Francia. En las tareas de búsqueda participan cuatro helicópteros del SAR, uno de la Guardia Civil, dos de la Dirección General de Aviación Civil y varios aviones de la Escuela Aérea de Matacán, junto con personal de la guardería forestal del Gobierno autónomo, montañeros, cazadores y vecinos de los pueblos limítrofes.Los equipos de rescate centran las tareas de búsqueda principales, desde la fecha de la desaparición del aviocar, en un círculo que parte de la base de Matacán y pasa por Ávila, Barco de Ávila, Béjar y Santiespíritu (en las cercanías de Ciudad Rodrigo), aunque ayer se amplió el radio de acción a zonas no exploradas del valle del Jerte y Gredos. Los grandes bancos de niebla, la nieve y en definitiva unas condiciones meteorológicas adversas en general han dificultado en exceso las labores de búsqueda. Desde el pasado domingo, el cambio meteorológico favorece el desarrollo de las batidas, que hasta el momento del cierre de esta edición no habían logrado encontrar rastros del aparato, según fuentes de la base aérea de Matacán.

El color del avión, blanco plateado, que podría confundirse con el tono de la nieve, contribuye también a dificultar su posible localización, según han señalado fuentes de los servicios de rescate. Éstos puntualizan que hace años un avión siniestrado de las mismas características fue localizado en uno de los lugares que se rastrean tras ocho días de búsqueda.

A bordo de] aparato viajaban el capitán, Ángel Martín Martín, de 28 años, natural de Soriuela (Salamanca), que lleva cinco años de instructor en la base de Matacán; el subteniente mecánico Vicente Revilla Ruiz, y los sargentos alumnos Ángel Bas Duque, Vicente Utrilla Rata y Hernán Gabriel Pérez del Pulgar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de marzo de 1991