Roca, dispuesto a dejar la política por sus reiteradas disensiones con Pujol

El secretario general de Convergència Democrática (CDC), Miquel Roca, ha comunicado a varios de sus colaboradores su decisión de abandonar tras las elecciones municipales el cargo que ocupa en el partido y alejarse, al menos temporalmente, de la actividad política. La decisión de Roca es fruto de sus discrepancias de fondo con Jordi Pujol que se han visto agravadas con la polémica desatada el pasado mes de septiembre sobre la designación del candidato a la alcaldía de Barcelona. En medios próximos al presidente de la Generalitat se sostiene que la actitud de Roca es "un chantaje" para forzar a Pujol a hacer un gesto que evidencie de forma inequívoca su carácter de sucesor del líder nacionalista.

Colaboradores de Roca aseguran, sin embargo, que éste maduró su decisión durante el último trimestre del pasado año, tras un período de discrepancias con Pujol lo suficientemente largo corno para convencerse de que sus diferencias no eran mera anécdota. "Se ha ido cargando de razones hasta decir basta", apuntó un colaborador de Roca.

Los tres ejemplos más citados para explicar el deterioro de sus relaciones son la confección de la candidatura municipal en la ciudad de Barcelona que Pujo] quería que encabezara Roca, a lo que éste se opuso Firmemente; las concesiones a Unió Democrática en el pacto de coalición, que el secretario general entendía que ponía en peligro la supremacía de CDC y que tan sólo acató "por disciplina"; y, Finalmente, el documento sobre infiltración nacionalista elaborado en las esferas de Presidencia de la Generalitat y al margen del partido y que defendía la necesidad de controlar las instituciones profesionales y sociales catalanas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción