Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Macaulay Culkin

Estrella de Hollywood a los 10 años

Macaulay Culkin, flaco, con la piel blanca como la leche, pasea sus 10 años de edad con las manos en los bolsillos, el cuerpo estirado y la cabeza muy alta. El niño está envuelto en un traje de chaqueta azul con botones dorados, una corbata roja y en la solapa una enorme rosa de plástico del mismo color. Macaulay Culkin es el regalo que Hollywood nos envía para festejar a su manera estas Navidades.Macaulay, Mac para los amigos, es el protagonista de Solo en casa, la película más taquillera de las Navidades de este año en Estados Unidos y que ahora se estrena en España El filme cuenta en tono de comedia cómo un niño se enfrenta a dos ladrones, interpretados por Joe Pesci y Daniel Stren que intentan robar en su casa mientras él está solo. Al niño, el más pequeño de cinco hermanos, lo dejan olvidado en su casa mientras su familia se marcha precipitadamente de vacaciones a París durante tres días Asustado pero valiente, les tiende mil trampas y hace todo tipo de trastadas para deshacerse de los torpes ladrones. Parece como sí estuviéramos ante una nueva edición de Tom y Jerry pero no entre un ratón y un gato, sino entre un niño y dos delincuentes.

Macaulay Culkin vive en Manhattan, su barrio neoyorquino natal. Allí combina los estudios de primaria con la danza y con trabajos para la televisión y el cine. Su padre, Christopher Culkin, es un actor retirado; su hermano mayor, Shane, también es actor; y su hermano pequeño, Kieran, que le acompañó hace unos días en su estancia en Madrid, tiene un pequeño papel en Solo en casa. La película, dirigida por Chris Columbus, ha recaudado en apenas un mes en pantalla 84 millones de dólares (unos 8.300 millones de pesetas). Un niño de oro.

Macaulay tiene un aspecto frágil. Pero las apariencias engañan y cuando los ojos inquisidores de los mayores que le acompañan desaparecen, surge un Macaulay que destroza el informe de prensa de un pacífico periodista que intenta hablar con él y desordena sus notas.

"A mí lo que más me gusta"', dice Macaulay, "es estar todo el día en la cama durmiendo, escuchando música y viendo la televisión". Y afirma que no es tímido y que le gustan por igual la fama y el dinero. Contesta con diplomacia aprendida y con ostentoso aburrimiento a todo lo referente a la película y su viaje por Europa para la promoción de ésta: "El rodaje fue estupendo. Estoy muy contento, he tenido la suerte de que me eligieran como protagonista". Y añade: "Madrid es precioso".

A Maculay no le interesan ninguno de los niños prodigios de Hollywood, ni la suerte que han tenido. Los nombres de Shirley Temple, Freedy Bartholornew, Jackie Cooper, Elizabeth Taylor, Nathalle Wood, Jodie Foster, Jackie Coogan, Claude Jarman, Judy Garland, Mickey Rooney parecen no interesarle. Sólo Drew Barrymore, la niña de E. T., que con sólo 13 años se convirtió en una problemática alcohólica y drogadicta, le enciende: "Trabajé con ella en la película See you in the morning, yo era su hermano pequeño".

¿Qué le ha pedido Macaulay a Santa Claus? "Un cachorro, un cocker spaniel, ¿sabes cómo es?". Y por fin sonríe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 1990