El Éibar ficha al primer extranjero de su historia

La directiva del Éibar acordó por unanimidad, a media tarde del pasado jueves, iniciar las gestiones para contratar por primera vez a lo largo de la historia del club a un jugador extranjero. Y ayer los dirigentes guipuzcoanos alcanzaron su objetivo: el yugoslavo Anel Karabeg aceptó el ofrecimiento de los dirigentes locales y firmó por dos temporadas. El Éibar es así, tras la Real Sociedad, el segundo club guipuzcoano que contrata jugadores extranjeros.En un intento de no pasar los apuros de la pasada campaña, el club guipuzcoano comenzó a barajar hace unos meses la posibilidad de fichar un futbolista extranjero. Se habló de varios jugadores lituanos pero su llegada no se produjo. Sin embargo, Michel Etxarri, el técnico, no desistía en su empeño de obtener la contratación de un hombre que pudiera convertirse en el cerebro del equipo.

El yugoslavo Karabeg ha sido el hombre elegido. El año pasado jugó 34 encuentros ligueros con la camiseta del Burgos y tuvo buena parte de culpa en la consecución del ascenso a Primera División. Sin embargo, la contratación del rumano Balint a principios de la actual campaña provocó su salida del conjunto castellano. Aunque dos equipos -uno yugoslavo y otro belga- estaban interesados en lograr su contratación, el yugoslavo, con la carta de libertad en la mano, decidió aceptar la propuesta del Éibar, que le ofreció la posibilidad de permanecer en el fútbol español.

El centrocampista no debutará hoy. El entrenador, que no podía disimular su satisfacción, reconoció: "Estoy contento por haber logrado el fichaje de Karabeg. Es un jugador al que no conozco pero del que tengo muy buenas referencias". Quince meses después de que la Real Sociedad fichara a Aldridge, el Éibar se convierte en el segundo conjunto guipuzcoano que contrata un jugador extranjero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de octubre de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50