Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BATALLA ELECTORAL VASCA

La campaña electoral vasca acaba con un de acusaciones entre políticos

La campaña electoral vasca finalizó ayer con un cruce de acusaciones entre partidos y mensajes mutuos para después del 28 de octubre. Todos los partidos han coincidido al calificar de positivo el tono de la misma, en que cada formación ha expresado sin interferencias sus proyectos. Tras un periodo centrado en las posibles fórmulas de Gobierno se abre una nueva etapa a los debates programáticos.

El candidato a lehendakari del Partido Nacionalista Vasco (PNV), José Antonio Ardanza, acusó ayer a los socialistas de "evocar el fantasma de las dos comunidades", nacionalistas frente a no nacionalistas, a lo largo de la campaña electoral. "No es presentable que quienes nos han acusado de sectarios y exclusivistas se apropien ahora para sí el progreso, la serenidad y hasta la paz", dijo Ardanza en el mitín final de campaña celebrado en Bilbao, informa El candidato peneuvísta afirmó que la oferta de formar Gobierno formulada por Carlos Garaikoetxea mediante una carta cinco días antes de las elecciones constituye "un procedimiento insólito".

EA cerró al aire libre su campaña con fiesta en el parque del Arenal, en Bilbao. "El único voto que garantiza que aquí se va a hacer un Gobierno nacionalista es el de EA", dijo Carlos Garaikoetxea. Por su parte, los tres cabezas de lista de Herri Batasuna despidieron los mítines al aire libre, en la plaza del Gas, de Bilbao, reiterando su oferta de Gobierno al PNV y a EA, informa Aitor Guenaga. Entre gritos de apoyo a ETA militar, el cabeza de lista por Vizcaya, Tasio Erkizia, instó a los asistentes a no votar "a los que se acuerdan de vosotros un día y luego os instrumentalizan el voto durante cuatro años".

El candidato a lehendakari por Euskadiko Ezkerra (EE), Kepa Aulestia, dijo en el mitin final, celebrado en un frontón de Sestao (Vizcaya) que "Euskadi necesita un Gobierno capaz de despertar las energías de este pueblo y canalizarlas, sin dejarlas ahogar en un mar de desconfianzas y divisiones".

El candidato del PSE, Ramón Jáuregui advirtió a los nacionalistas que el proyecto del PSE no pasa por estar de cualquier manera en el Gobierno, y a EE que no es imprescindible la mayoría absoluta, informa Victorino Ruiz de Azúa.

José María Aznar dijo ante unas 1.000 personas, en Vitoria, que el PP estaba llamada a recoger la bandera del centro "que otras formaciones han abandonado llegando a acuerdos con el PSOE", en clara alusión al CDS. Los populares, informa Pedro Gorospe, equipararon el voto del PSE al del PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 1990

Más información

  • Ardanza ataca a los socialistas y a EA