Steffi Graf: "He vivido momentos de pesadilla"

La tenista alemana Steffi Graf ha comenzado a mostrar su lado oculto sorprendentemente, cuando iniciaba su participación en el torneo de Brighton (Reino Unido). Graf, la número uno indiscutible, es también una joven sensible y preocupada, cuyos problemas personales y familiares amenazan con afectar su juego: "He vivido momentos de pesadilla este año. No quiero seguir luchando por obtener títulos, sino sólo por mejorar mi tenis".

"Hay cosas que prefiero no recordar", dijo Graf, de 21 años, tras su partido con la sueca Cecilia Dahlman. El encuentro, de la primera ronda, apenas despertó interés y la alemana se limitó a cumplir: 6-2 y 6-2. Lo más interesante fueron sus confesiones: "Me he sentido deprimida en muchas ocasiones. Estaba enferma en Roland Garros y en Wimbledon. Al día siguiente de acabar en Londres, me tuve que ir a un hospital antes de marcharme de vacaciones".Un dedo pulgar roto y una dolencia en un seno han afectado su rendimiento físico, pero las revelaciones periodísticas sobre los escarceos amorosos de su padre con una joven modelo le han golpeado macho más duro: "Algunos partidos se convirtieron en pesadillas. Me preguntaba cómo los superaría, aunque nunca llegué a pensar en abandonar el tenis".

A pesar de los problemas -las aventuras de su padre se convirtieron en titulares de portada en muchos diarios alemanes-, Graff sólo fue derrotada cuatro veces durante el presente año y nadie amenazó su posición como número uno, aunque tuvo problemas en Wimbledon y Roland Garros: "Mi familia está muy unida".

Graff concluyó: "Ya no busco los títulos porque los he ganado. Pero puedo mejorar mi tenis".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de octubre de 1990.

Lo más visto en...

Top 50