Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La productora de 'Falcon Crest' realizará una serie en coproducción con TV3

La primera serie televisiva en colaboración con una cadena europea que realiza la productora estadounidense Lorimar TV empezará a rodarse en Barcelona el próximo 5 de noviembre con el título provisional de Dark Justice. Lorimar está asociada a la empresa cinematográfica Warner Bros, de cuyos estudios han surgido series tan famosas, como Dallas, Falcon Crest y AlfTelevisió de Catalunya (TV-3) firmó el pasado 5 de octubre el contrato de coproducción de la serie con Lorimar. En él se especifica que cada parte se hará cargo del 50% de los gastos (1.200 millones de pesetas aproximadamente) y obtendrán el mismo porcentaje de beneficios de la venta de la serie a todos los países excepto Estados Unidos -cuya venta pertenece sólo a Lorimar- y España -cuyos derechos perpetuos serán para TV3-Dark Justice empezará a emitirse semanalmente a partir del 7 de enero en la cadena estadounidense CBS.La serie constará de 22 capítulos y se rodará íntegramente en Barcelona simulando la ambientación de una ciudad de la costa de California. La producción, el guión, la dirección y los principales actores serán estadounidenses si bien un amplio porcentaje del equipo técnico y de actores secundarios serán catalanes. La empresa productora delegada por TV-3 para el rodaje es el Institut de Cinema Catalá. Joan Granados, director general de la Corporación Catalana de Radio Televisión (CC/RTV), mostró su satisfacción por este acuerdo ya que, en su opinión, significa un salto cualitativo muy importante de la cadena a nivel internacional: "Esta coproducción nos permitirá conocer el sistema de trabajo de una productora de reconocido prestigio".El argumento de Dark Justice tiene como protagonista a un juez, interpretado por el actor Romey Zada, que de día cumple con su deber aunque la aplicación estricta de la Ley implique la puesta en libertad de peligrosos delincuentes. Las injusticias que provoca su tajante actuación le provocan un insomnio que aprovecha para, utilizando todos los medios posibles sin caer a su vez en el delito, conseguir que los culpables tengan su merecido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de octubre de 1990