Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samaranch niega que Coca-Cola propiciase el voto a Atlanta

J. J. F. / A. MEl presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el español Juan Antonio Samaranch, se refirió ayer, en la clausura de la 962 sesión de este organismo, en Tokio, a la designación de Atlanta como sede de los Juegos de verano de 1996. Samaranch quiso recalcar la elección democrática y trató de convencer a todos los presentes de que en la votación no había influido el hecho de que la sede central de Coca-Cola, la principal patrocinadora del COI, esté situada en dicha ciudad norteamericana.ç

"Estoy muy satisfecho", dijo el presidente del COI, "pues hemos escogido de forma democrática la sede de los Juegos del Centenario. Quiero rendir tributo a las otras candidatas, sobre todo a la finalista, Atenas. Haré todo lo posible para que los Juegos sean un éxito. Las frases en los periódicos de que ha ganado Coca Cola son para los titulares. Es cierto que tenemos relaciones con ella y que ha ayudado a Atlanta. Pero también a otras candidatas. Es una compañía multinacional y está dispuesta a apoyar al deporte en todo el mundo".

A su vez, Coca-Cola negó que haya influido en los miembros del COI para la designación de Atlanta. Carol Martel, portavoz de la empresa en dicha ciudad de Georgia, declaró que Coca Cola ha jugado un papel "neutral" y que no ha tratado de influir en la decisión del COI. La portavoz, sin embargo, reconoció que las dos firmas subsidiarias de CocaCola en Estados Unidos, la Coca-Cola USA y la Coca Cola Enterprises Incorporated, invirtieron en la candidatura de Atlanta 350.000 dólares (unos 35 millones de pesetas).

"Nuestros representantes en Australia, Reino Unido y Canadá hicieron lo mismo con los comités organizadores de Melbourne, Manchester y Toronto", añadió Martel, quien admitió, eso sí, que en esos países las ayudas de Coca-Cola fueron "menores"; pero precisó después que, en cualquier caso, dependían del interés de los "embotelladores" de tales lugares y no de la sede central".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 1990

Más información

  • La multinacional alega que ayudó a todas las candídatas, aunque no con el mismo dinero