Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA lanzó cuatro granadas contra el cuartel de la Guardia Civil de Zarautz

Cuatro granadas fueron lanzadas en la madrugada de ayer contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zarautz (Guipúzcoa) Tres de las cargas chocaron contra el primer piso del edificio, alcanzando una vivienda que en ese momento se encontraba deshabitada. Los artefactos fueron lanzados a una distancia de 400 metros, desde el lado opuesto del inmueble, atravesando la autopista Bilbao-Behobia, que duran te estas fechas registra un tráfico muy intenso. Medios de la lucha antiterrorista calificaron como "una gran suerte" que la acción de ETA no hubiese producido víctimas ni en la casa ni entre los ocupantes de los vehículos que a diario transitan. La trayectoria, a ras de suelo, seguida por los proyectiles, "podía haber originado una masacre entre los usuarios de los vehículos que a diario pasan por aquí", indicaron las mismas fuentes. Las granadas fueron lanzadas a intervalos entre las 3.25 y las 3.57 horas de ayer. El tráfico por los dos carriles permaneció interrumpido en ambos sentidos, hasta primeras horas de la tarde de ayer, debido a las labores de rastreo en la zona ante la posibilidad de que los terroristas hubiesen colocado una trampa bomba.En el citado registro los miembros de la lucha antiterrorista encontraron los cuatro tubos utilizados por el comando como lanzaderas de los explosivos. Dos de los artefactos contenían metralla, por lo que se supone que iban dirigidos contra las personas, y los otros dos, de carga hueca, contra el edificio. Las granadas alcanzaron el primer piso del bloque, causando desperfectos tanto en la fachada del inmueble, así como en cinco automóviles propiedad de agentes residentes en la casa cuartel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de agosto de 1990

Más información

  • El atentado originó desperfectos en el edificio