Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La federacion crítica que Plaza presida el sindicato arbitral

Un portavoz de la Real Federación Española de Fútbol consideró ayer "un grave error" la posibilidad de que José Plaza, antiguo presidente del Comité Nacional de Árbitros (CNA), forme parte, como integrante o presidente, de la asociación arbitral de carácter sindical que un grupo de colegiados pretenden formar a partir de la extinguida Asociación Nacional de Arbitros de Fútbol Españoles (ANAFE) "Nosotros estamos a favor de una organización que defienda los intereses y el desarrollo del estamento arbitral, pero no de los sindicatos amarillos. Con Plaza, el cambio es imposible" manifestó dicho portavoz federativo.Tras la suspensión cautelar de Pedro Sánchez Sanz, recientemente elegido presidente del CNA, en acatamiento a la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, varios colegiados favorables a Plaza (Urízar Azpitarte, Enríquez Negreira, Díaz Vega y Mazorra Freire) han aunado esfuerzos para la creación de un sindicato arbitral, al estilo de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). El proyecto ha reconciliado posturas enfrentadas, como la representada por el retirado árbitro Jacinto de Sosa, también partidario de una nueva asociación con capacidad para plantear un huelga, exigir un convenio colectivo o entorpecer la profesionafización arbitral que desea la federación.

Ángel María Villar, presidente de la federación, declinó considerar el futuro sindicato como un elemento opositor a su gestión. "No lo entiendo como un movimiento de independencia contra la federación. Ya veremos, con las afiliaciones, qué peso específico tiene esa asociación", declaró a Antena 3. Sin embargo, uno de los candidatos a las recientes elecciones a la presidencia del CNA mostró a EL PAÍS una opinión más radical: "Es una maniobra de Plaza para perpetuar su poder lejos de la federación". De Sosa, al respecto, comentó: "Hay un deseo de unión. Tanto Plaza como yo hemos querido, pese a nuestras diferencias, lo mejor para el árbítraje".

La federación, por su parte, distingue dos aspectos en la idea. Por un lado, acepta y fomenta la creación de dicha asociación. Por otro, rechaza la presencia de Plaza en ella. "No existe temor, antes al contrario. Una organización así nos ahorraría muchos problemas, mejoraría la imagen de los árbitros y ayudaría a su progresiva profe sionaliz ación. Sin embargo, si Plaza está al frente, será imposible. En cualquier caso, no es un problema nuestro".

Por otro lado, la Junta Interterritorial, formada por 11 presidentes de colegios arbítrales, se constituyó ayer en Junta Gestora del Comité Nacional, presidida por Fernando de Andrés Merino, del colegio castellano leonés. Dicha junta será la encargada de convocar las pruebas flisicas, las charlas de unificación de criterios y sellar los ascensos y descensos de categoría [descienden este año Benavente Garasa, Pes Pérez, Albert Giménez, Tresaco Gracia, Sánchez Molina y Aparicio González], a la espera de la resolución judicial sobre la idoneidad de la candidatura de José Plaza, requisito imprescindible para la convocatoria `de nuevas elecciones. Asimismo, De Andrés Merino. integrará la comisión de designaciones, ya que es improbable que exista nuevo presidente antes del 2 de septiernbre, fecha de inicio del campeonato de Liga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de agosto de 1990

Más información

  • Fernando de Andrés, elegido presidente de la junta gestora