Dragados entra en el capital de Aguas de Valencia al adquirir el 13,3% depositado en Bancapital

Dragados y Construcciones entrará en el capital de la empresa Aguas de Valencia tras la adquisición del 13,3% que está depositado en Bancapital. Esta operación supone la primera actividad conjunta entre la constructora española y el grupo Bouygues, que tiene canalizada su participación a través de su filial Saur. El Banco Central desempeña un papel director en la estrategia de la firma valenciana, y tras repartir las acciones entre diversas empresas y personas de su entorno (la familia Ballvé, propietaria de Campofrío, también entró) ya no tiene ninguna directamente.

La entrada de Dragados y Construcciones en Aguas de Valencia estaba pactada desde que el Banco Central y Bouygues instrumentaron la compra de la participación que tenía Corporación Agbar y tras la que asumieron el control total de la empresa. Agbar, controlada por Aguas de Barcelona, se desprendió del 25,9%, paquete al que se añadió otro 5% procedente de otros accionistas.El 13,3% que adquirirá la empresa constructora presidida por Antón Durán Tovar procedía, precisamente, de esa operación y fue encauzada hacia Bancapital con el objeto de evitar posibles incursiones en terrenos que podrían saltarse la legislación bursátil y obligar a una oferta pública de adquisición de acciones (OPA), por un lado, y de hacer tiempo para que se decidiese Dragados o, en su ausencia, buscar otro socio cercano al Central.

En concreto, Bouygues, a través de su filial Saur, se situó en el 24,9%, límite para no hacer una OPA, tras comprar un 10% -a finales de enero se había hecho con el 15%- mientras el Central pasó a controlar el 22%, porcentaje que está más lejos de ese límite y que, además, está repartido entre varias entidades controladas (Española de Inversiones, General de Inversiones, Banco de Valencia, Inversiones Valencia) después de desprenderse del 9,74% que tenía directamente.

Bancapital, banco privado integrado en el grupo Mercapital, se comprometió a quedarse con el depósito del 13,3% durante un mes para, una vez terminado ese plazo, desprenderse de él. El depositante de las acciones, cuya identidad se ha querido mantener oculta., ha resultado ser Dragados, constructora ligada tradicionalmente al Banco Central. La operación se ejecutará a finales de marzo y el precio será el mismo fijado entonces, del 975%, lo que significa 4.875 pesetas por acción, y Bancapital cobrará la correspondiente comisión. El valor del paquete de Dragados, a ese precio, se eleva a unos 1.010 millones de pesetas.

Diversificación

La ocultación de la identidad de la constructora española, en la que el Central tiene una participación del 5,67% y un control sobre algo más del 40%, puede responder a intentos de esta entidad de que no se ligara a los otros paquetes adquiridos. Fuentes consultadas han asegurado que el celo proviene de la falta de decisión inicial por parte de Dragados de quedarse con esa participación y de los intentos de ser prudente por parte de la propia empresa y del banco a la hora de combinar los nombres de Dragados y Bouygues.

Las mismas fuentes descartan cualquier posible actuación intentando eludir una OPA, cuestión que, probablemente, será estudiada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Hay que tener en cuenta que entre las distintas sociedades cercanas al Central controlan algo más del 35% del capital de Aguas de Valencia, aunque ninguna supera el 15%. El propio Central, tras distribuir los títulos de Aguas de Valencia entre distintas sociedades, en estos momentos no tiene ninguno en su propia cartera.

En este sentido, recientemente vendió el 5,17% a una empresa de la familia BaIlvé, propietaria de Campofrío, que tiene su domicilio en Holanda. El propio Pedro Ballvé, presidente de Campofrío y consejero del banco, comentó que la adquisición respondía a la estrategia diseñada por el banco y en la que él también participaba. Más allá de esta simple lectura, se encuadra el inicio de tareas conjuntas entre BaIlvé y Martin Bouygues, al que hizo de introductor en el consejo.

Desarrollo conjunto

El papel dirigente del Central en la entrada de Dragados se considera más importante que en la incorporación de BaIlvé. Su participación en Aguas de Valencia representa la primera operación conjunta con Bouygues y el inicio de una diversificación de la empresa constructora. Fuentes cercanas a ésta, no obstante, aseguran que Dragados potenciará su vocación de constructor puro y que Bouygues, líder mundial del sector de la construcción, no entrará en su capital. Esta posibilidad ha sido insinuada desde que comenzaron los contactos y ahora está descartado.

Ello no obstaculizará que realicen inversiones conjuntas, como es el caso de la firma valenciana. El desembarco en Aguas de Valencia ha sido la primera actuación en equipo entre el grupo del Central y la entidad constructora Bouygues tras la toma de ésta del 3,5% del capital de la entidad financiera. En la empresa valenciana, es muy posible que potencien su estructura y la conviertan en una sociedad de servicios plenos.

Sobre la firma

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción