Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de TM-3 pide una reunión urgente del consejo de administración

El director de Telemadrid, Pedro Erquicia, solicitó ayer una convocatoria del Consejo de Administración de Radiotelevisión Madrid (RTVM) con "carácter extraordinaria" para exponer "la grave situación" por la que atraviesa el canal autonómico madrileño.La petición se produce, según un comunicado difundido ayer y firmado por Erquicia y diez directivos más, "ante la falta de respuesta del consejo al documento remitido el pasado viernes", en el que 15 directivos de Telemadrid calificaban de "inviabilidad técnica de funcionamiento" el proceso en el que se encuentran la empresa.

La denuncia de los directivos de Telemadrid, que "no han presentado ninguna dimisión y que confian en el futuro de la empresa", persigue, según el comunicado, "atajar el deterioro que impide el normal desarrollo" de la televisión madrileña. Fuentes del Ente Público explicaron ayer que Baltasar Magro, subdirector de Telemadrid, no había dimitido sino que había "anunciado al consejo que iba a denunciar su contrato al haber sido desposeído de sus funciones". La redacción de Telemadrid celebró ayer una asamblea en la que se discutió la actual situación de la emisora. El Consejo de Administración de RTVM no trató en su reunión del pasado lunes la carta firmada por los directivos de Telemadrid el viernes 16 "porque no figuraba en el orden del día". En dicha carta, los directivos denunciaban la "injerencia de los partidos políticos, sobre todo en los informativos", y pedían el "recorte de los poderes" que tiene el secretario general del Ente y actual director general en funciones, Guillermo Montes.

Por otra parte, el Grupo Popular en la Asamblea de Madrid hizo público ayer un comunicado en el que reitera que el Consejo de Administración de RTVE "siempre se ha mostrado satisfecho con el nivel de objetividad y profesionalidad de los informativos de Telemadrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de febrero de 1990