BALONCESTO

'Piculín' Ortiz firma por el Real Madrid

El Real Madrid esperó hasta las siete de la tarde de ayer para presentar al baloncestista puertorriqueño José Rafael Piculín Ortiz, que sustituye al base estadounidense Dennis Nutt. A esa hora concluía el plazo de 48 horas que otorga la Liga profesional norteamericana (NBA) a sus clubes para realizar ofertas a aquellos jugadores que hayan recibido la carta de libertad. Ortiz, de 26 años y 2,07 metros de estatura, ha pertenecido hasta ahora a los Jazz de Utah. Hace tres temporadas jugó en el CAI Zaragoza.

Ortiz llegó ayer por la mañana a Madrid. Su mutismo entonces fue absoluto: "Prefiero no hacer ningún comentario hasta que se cumpla el plazo fijado por la NBA para firmar el contrato". El manager general del club, Lolo Sainz, declaró que, con la llegada de Ortiz a España, "se pretendía ganar tiempo en las conversaciones a la espera del comunicado de la NBA".La contratación de Ortiz estuvo precedida de un veto del presidente del Madrid, Ramón Mendoza, que se negó a conceder los 700.000 dólares (unos 77 millones de pesetas) que, por dos temporadas, solicitaban los representantes del jugador. Aunque el club no ha querido revelar la cifra del acuerdo, parece que rondará los 200.000 dólares (unos 22 millones de pesetas) por lo que resta de la actual.

La carrera de Ortiz en la NBA se ha limitado a dos años de estancia en los Jazz, equipo que le eligió en la primera ronda del draft de 1987 (número 15). Después de dos excelentes años en la universidad de Oregon State, Ortiz confirmó su talento en los Juegos Panamericanos. Pero su experiencia en la NBA no ha sido fructífera.

"De salvador, nada"

Una vez confirmada su vinculación al Madrid, Ortiz sí efectuó declaraciones, en las que, entre otras cosas, dijo: "No soy ningún salvador, aunque es obvio que procuraré jugar lo mejor que sepa. Pero la salvación es cuestión de todos, no de uno solo". (...) "Soy consciente de que la situación por la que atraviesa el Madrid no es la de otros años. Pero éste es un equipo de clase y, al final, siempre está entre los mejores". (...) "Físicamente, me encuentro muy bien. Espero recuperar mi sitio en la cancha"."No pretendo sustituir a Fernando Martín porque no hay nadie que pueda hacerlo. Vengo con la intención de ser Piculín Ortiz", agregó después. "Mi experiencia en la NBA ha sido positivo a pesar de los pesares. Es cierto que en ella no he tenido demasiadas oportunidades, por culpa de las circunstancias, para demostrar mis cualidades. Pero el simple hecho de entrenarse con las grandes figuras de allí le permite a uno aprender bastante. Espero probarlo aquí", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50