Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suárez indica a los críticos que no precisa ser salvado por nadie

El presidente del CDS, Adolfo Suárez, afirmó ayer que "por el momento, no habrá sanciones" al sector crítico del partido porque "no han incurrido en falta disciplinaria ya que no se han constituido en corriente interna" dentro de la formación centrista. "A mí no necesita nadie salvarme. No estoy en peligro porque estoy en el ejercicio de mi actividad y cuento con el voto mayoritario de mi partido", agregó.En declaraciones en los pasillos del Congreso de los Diputados a Efe, Suárez declaró, tras la presentación del sector crítico en la noche del martes, que en el CDS "todo el mundo puede moverse y salir en la foto", aunque añadió que "siempre que no rompan la máquina o velen la película, porque tenemos poca máquina y poca película".

Sobre la petición de dimisión por los críticos del secretario general centrista, José Ramón Caso, Suárez indicó que "unos cuestionan a Caso, y otros no", y evitó pronunciarse sobre si aquél seguirá como secretario general tras el próximo congreso del partido, aunque sí hasta que se celebre. El líder centrista consideró que el procedimiento utilizado por este sector para expresar sus ideas "no ha sido el más adecuado" y expresó que estas ideas tienen el cauce a través de los compromisarios que se elijan para el congreso de febrero. Suárez recordó que en los estatutos del CDS no caben las corrientes internas porque "están prohibidas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de enero de 1990