Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consejeros del Vizcaya vetan a Javier Gúrpide como presidente del BBV

Las antiguos consejeros del Banco de Vizcaya presentaron ayer una nueva propuesta, con un contenido similar a la formulada el pasado 29 de diciembre, en la que se muestran dispuestos a aceptar a un presidente primero del BBV, elegido por los ex consejeros del Bilbao, siempre que éste no sea Javier Gúrpide. La presidencia segunda sería ejercida por su candidato Alfredo Sáenz. La persona que mejor aceptación tendría para los directivos del Vizcaya para ocupar esta presidencia primera es Emilio de Ybarra y Charruca, vicepresidente del banco y hombre muy próximo a Sánchez Asiaín.

Sin embargo, la propuesta del Vizcaya permanece bloqueda, ya que el grupo de consejeros del Bilbao sigue considerando como condición innegociable la existencia de una presidencia única, condición que no es aceptada por el Vizcaya, que mantiene su propuesta de un presidente primero y un presidente segundo para cuyo puesto proponen a su candidato Alfredo Sáenz.Fuentes del Vizcaya precisaron, que aunque la persona que tendría mejor aceptación para este primer puesto, sería Ybarra, estarían dispuestos a considerar otros nombres como Eduardo de Aguirre u otro consejero que acordasen los consejeros del Bilbao.

El anuncio de la dimisión de Sánchez Asiaín como presidente del banco no tuvo efectos positivos palpables hasta ayer en que volvió a reunirse la comisión negociadora y se convocaron para hoy la reunión del comité de dirección, la comisión de banca comercial y la comisión de seguros. El gesto de Sánchez Asiaín de sacrificar su posición particular en aras de encontrar una salida para la entidad ha ido calando entre los consejeros de ambos grupos, creando un nuevo clima que vuelve a albergar expectativas de una próxima solución del conflicto.

Advertencia de CC OO

La Federación de Banca de Comisiones Obreras exigió ayer la intervención directa del Banco de España en el Banco Bilbao Vizcaya (BBV) para encontrar una solución que supere la crisis de gobierno que registra la cúpula del banco. El sindicato no descarta la convocatoria de una huelga en el BBV si en un plazo "razonable y necesariamente corto" no se alcanza un acuerdo. Por otra parte, ayer se reunió la comisión negociadora, integrada, por tres representantes de cada uno de los bancos originarios, pero sin que trascendiera el logro de ningún avance en las deliberaciones.

En su comunicado, Comisiones Obreras manifiesta que "si los protagonistas de la crisis no son capaces de arreglar sus disputas, corresponde al Banco de España encontrar una solución que salvaguarde los intereses del conjunto de los clientes y trabajadores del banco sin olvidar además que el estado aportó 50.000 millones de pesetas en exenciones fiscales al buen fin de la fusión que ahora atraviesa una grave crisis".

En esta misma línea, este sindicato recuerda que, al anunciarse la fusión, reclamó la presencia de representantes del Estado en el consejo de Administración del BBV en correspondencia a las exenciones fiscales concedidas. En su opinión de haberse atendido su petición habría posibilitado a las autoridades monetarias jugar un papel armonizador y estabilizador.

CC OO advierte que "los puestos de trabajo son algo muy serio como para ser utilizados por las partes en pugna en apoyo de sus posiciones, tanto más cuanto que son estos mismos grupos los causantes de la crisis".

La reunión del consejo de administración está prevista para el próximo 24 de enero. La presentación de las cuentas al Banco de España no precisan la aprobación previa por parte del consejo.

El presidente primero del BBV, propuesto por el Vizcaya, tendría la mayor autoridad del banco y su máxima responsabilidad y representación. También tendría otorgados los mayores poderes de supervisión y control del banco. El presidente segundo tendría otorgados los poderes ejecutivos y operativos del banco. Su principal facultad sería dirigir a través de los consejeros delegados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de enero de 1990

Más información

  • CC OO exige la intervención del Banco de España para superar la crisis del banco