GENTE

Arantxa Sánchez Vicario

piensa celebrar su mayoría de edad -ayer cumplió 18 años- con una puesta de largo en una sala de fiestas de Barcelona. La tenista, número cuatro del ranking mundial, dijo ayer a Efe que no cree que vaya a cambiar en nada su vida por la mayoría de edad. "Ahora me podré sacar el carné de conducir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de diciembre de 1989.