Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un policía en Barcelona al manipular un explosivo en su casa

Sant Feliu de Llobregat

El inspector de policía Francisco Solís Rolo, de 30 años, murió anoche en el hospital Príncipes de España, de Bellvitge (Barcelona), a causa de las heridas que sufrió por la tarde cuando manipulaba sustancias explosivas en su domicilio, situado en Sant Feliu de Llobregat. Su hijo Francisco, de seis años, resultó también herido grave, por lo que fue operado en el hospital de Sant Joan de Déu. El niño presentaba hemorragia pulmonar, estallido gástrico y heridas internas, que hacían temer por su vida. La esposa del policía, Carmen Ruiz, sufrió lesiones de carácter leve.

La explosión se produjo a las 17.47 horas en el comedor de la casa, cuando el inspector manipulaba sustancias explosivas junto a su hijo, según coincidieron en afirmar fuentes policiales y de los bomberos de la Generalitat. Ninguna de las fuentes pudo precisar qué tipo de sustancia o artefacto manipulaba, aunque descartaron la hipótesis de que se tratara de un atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de diciembre de 1989