La cementera venderá sus acciones del Español de Crédito

La separación entre los intereses del Banco Español de Crédito y el grupo de Valenciana de Cementos no va a afectar sólo a la posición en el sector cementero y a los intentos del grupo bancario por tener un presencia significativa en el mismo, sino que puede trasladarse en las próximas semanas al propio banco. Fuentes cercanas a Valenciana señalaron ayer que se va a, proceder a la venta del paquete de acciones que la compañía tiene en Banesto, cerca de 1,3 millones de títulos, equivalentes al 1,5% del capital del banco, lo que provocará nuevos movimientos accionariales de la entidad.La puesta en el mercado de este paquete de acciones plantea, de nuevo, aunque posiblemente con menor intensidad que en momentos anteriores, problemas para los gestores de Banesto, ya que normalmente nunca han permanecido al margen de movimientos de esa ¡mportaricia. La explicación ofícial que, desde fuentes cercanas a Valenciana, se da a la decisión de salirse de Banesto, habla de la necesidad de adecuarse a la nueva normativa sobre sociedades anónimas que entrará en vigor en los primeros días del próximo año y que deja claro que los cruces de participaciones entre sociedades dominantes y dominadas no debe tener lugar. Al tiempo, se señala la necesidad de tener recursos suficientes para poder acometer procesos de expansión dentro del sector cementero de relativa importancia que justificarían la necesidad de desprenderse de participaciones ajerias al mismo.

Más información

El trasfondo de la operación, justificada en todo caso por la nueva normativa, podría ir algo más lejos y, como señalaban fuentes del sector financiero, apuntar a una seguncla etapa de la pelea entre algunas de lasfamilias tradicionales de Banesto apartadas del baneo por el equipo de Mario Conde.

Algo similar parece que pasa en el desarrollo de la pelea por el control de la sociedad Carburos Metálicos, en la que el resto de los bancos ajenos a Banesto-Central, Hispano y Santander- podrían estar en conversaciones con uno de los principales accionistas para vender su participación, dejando al grupo formado por Banesto y Hachuel en minoría a la hora de fijar el precio de venta.

Los movimientos en Valenciana pueden afectar al proyecto de corporación industrial de Banesto ya que una de las sociedades más importantes era la cementera. En fuentes de Banesto se afirmaba que no tendrá repercusiones porque el banco seguirá teniendo mayoría en su grupo cementero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de noviembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50