Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paloma Chamorro: "TVE debe competir con las cadenas privadas en talento, no en basura"

Paloma Chamorro lleva 18 años en Televisión Española y no recuerda exactamente si han sido 16 o 17 los directores generales de RTVE que ha conocido en ese tiempo. Directora del programa La realidad inventada, dedicado a las artes plásticas, su opinión sobre el actual equipo directivo no es muy favorable: "TVE se equivoca en querer competir con las cadenas privadas. Una televisión pública debe educar el gusto de la audiencia y competir con las demás en talento, no en basura. Los concursos sólo muestran la falta de medios de los programas".Tras presentar el programa Galería y dirigir Trazos e Imágenes, Paloma Chamorro alcanzó una dudosa popularidad en 1984 con La edad de oro, un programa sobre arte con actuaciones musicales en directo, que concitó el entusiasmo de unos y la ira de otros, que veían en él un especio permisivo y pedante. "El programa tuvo una audiencia que superó mis expectativas. Todo el mundo lo veía y luego lo criticaba. Tuve problemas con todos los departamentos de TVE con los que tenía contacto, pero entonces hacía falta un revulsivo. Quería poner a TVE ante un reto técnico y aprender cosas nuevas, como hacer sonido directo o entrevistar a los invitados de pie. Hoy se han incoroporado las formas pero no lo esencial. En TVE, los modos de trabajar han cambiado a peor", afirma Paloma Chamorro.

Esta noche, La realidad inventada (00.30, TVE-2) inicia una serie de tres programas dedicados al artista inglés David Hockney en los que se incluye una entrevista con el pintor realizada en su estudio de California y un examen de su carrera a través de un recorrido por 250 obras suyas rodadas en la Tate Gallery de Londres, en el Santa Barbara Museum 1 en Leband Art Gallery de Los Angeles, en la galería Herbert Meller-Ellinger de Francfort y en el Metropolitan Museum de

Nueva York, donde se expuso una retrospectiva de su obra en junio de 1988. Hace unos meses, David Hockney batió su propio récord de ventas al alcanzar en subasta su cuadro A grand procession of dignitaries in the semiEgiptian style, 253 millones de pesetas aproximadamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de noviembre de 1989