Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

'El té del harén de Arquímedes',

110 minutos (1.00 TVE-1).En 1986 nos llegó esta película francesa producida por Costa-Gavras, pero de raíz y raigambre cien por cien argelina. Su realizador, Mehdi Charef, se lanza al arte de la pantalla para trasladar a ella su propia novela, escrita en 1982.

El té del harén de Arquímedes (Le thé au harem d'Archimede, juego de palabras con Le théorème d'Archimede empleado por sus protagonistas) nos relata en tono naturalista y con humor irónico, el duro vivir diario de los argelinos emigrados a Francia, condenados al desarraigo, al paro y a la droga en grado extremo, huyendo Charef del exceso melodramático; en éste sentido, su película entronca con la libertad expresiva que un cuarto de siglo antes significara la nouvelle vague, y probablemente no sea casual que nuestro protagonista, al igual que el de Los cuatrocientos golpes de Truffaut, consiga al fin alcanzar el mar, signo supremo de una liberación.

El té del harén de Arquímedes es un filme bien narrado e interpretado por sus desconocidos actores y, sobre todo, es un filme sincero y emotivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 1989

Más información

  • CINE EN TELEVISIÓN