Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Independentistas radicales se hacen con el control de Esquerra Republicana

Angel Colom, ex dirigente de la Crida a la Solidaritat, fue elegido secretario general de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el XVI Congreso de este partido, celebrado el fin de semana en Urida y finalizado en la madrugada del lunes. Colom recibió el apoyo de los miembros de la Crida que hace tres años ingresaron en ERC para convertirlo en el partido de referencia del independentismo radical.

La aspiración de Colom es aglutinar lo que denomina un movimiento de liberación nacional, emulando las formulaciones de Herri Batasuna.El control de la dirección de ERC por Colom y los militantes recién llegados con él ha sido interpretado como una usurpación por la mayoría de los viejos milItantes del partido que aún quedan en éL ERC fue fundada en 193 11 para unir a los republicanos y catalanistas en las primeras elecciones celebradas tras la dictadura del general Primo de Rivera. A este partido pertenecieron, además de Francesc Maciá, los otros '¿-,es presidentes de la Generalitát anteriores a Jordi PUjol: Lluis Companys, Josep Irla y Josep Tarradellas.

El congreso ha dividido a ERC en dos mitades casi idénticas. Algunos de los militantes y dirigentes más destacados dejaron claro que les será imposible colaborar con la nueva dirección. Marçal Casanovas, diputado autonómico y figura de gran prestigio interno que actuó como presidente del congreso, declaró: "Yo soy una persona seria, y está claro que ello es incompatible con esta dirección. No sé lo que haré; quizá vaya al grupo Mixto".

ERC tiene 6 diputados en el Parlamento catalán, de los que sólo tres forman parte de la nueva dirección. Entre los restantes se halla Hortalà. Si estos últimos deciden pasar al grupo Mixto, los otros tres deberían hacerlo también, porque el reglamento de la Cámara exige un mínimo de cinco diputados para constituir grupo propio.

El triunfo de Colom se produjo pasadas las dos de la madrugada, por un margen de 34 votos votos (920 contra 886) sobre Hortalá. Éste había ganado una primera votación para la secretaría general, pero sin alcanzar la mayoría absoluta que se exigía.

El papel de Barrera

La decisión de Carod puso de manifiesto que Hortalà ha caído de la dirección de ERC víctima de un operación de derribo en la que han participado los ex dirigentes del partido a quienes había desplazado, entre los que destacaba Heribert Barrera, y de la que Colom y Carod eran los arietes.El enfrentamiento entre Hortalà y Barrera adquirió carácter irreversible cuando, poco después de ser elegido secretario general en 1987, Hortalà decidió retirar el apoyo de ERC al Gobierno de Convergéncia i Unió (CiU) en el Parlamento catalán, renunciar al cargo de conseller de Industria en el Ejecutivo de Jordi Pujol, y situarse en la oposición.

La victoria de Colom pone a ERC en manos de los ex miembros de la Crida que ingresaron en el partido en 1987. Su pretensión es convertir a ERC en un partido "que actúe en el ámbitode los Países Catalanes", para los que reividican la independencia "en el marco de una Europa de las naciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 1989

Más información

  • Amenazas de escisión en el histórico partido catalán