La Caixa y Caixa de Barcelona aceptan negociar la representación sindical en la 'supercaja'

La Caja de Pensiones (La Caixa) y la Caixa de Barcelona admitieron ayer negociar la representación que los trabajadores deben tener en los órganos de gestión de la futura Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, resultante de la fusión entre ambas entidades. CC OO y ambas cajas ya habían anunciado un preacuerdo en ese sentido (véase EL PAÍS del 10 de noviembre).Tras la reunión de ayer de la mesa laboral para la fusión, quedaron desbloqueadas las negociaciones entre las cajas catalanas y los sindicatos. Esas conversaciones continuarán el próximo día 27, tres días antes de las asambleas generales que deben aprobar el protocolo de fusión y los estatutos de la nueva entidad.

CC OO se había retirado de la mesa laboral el pasado miércoles, porque solicitaba como requisito previo para empezar a negociar que los trabajadores tuvieran en los órganos de gobierno de la futura supercaja la máxima representación admitida por el reglamento de la ley de Cajas catalana, es decir, tres de los 21 miembros del consejo de administración, y 21 de los 160 de la asamblea general.

Fuentes de La Caixa negaron que la entidad hubiera adoptado ningún compromiso en ese sentido. En cambio, el responsable de CC OO en Caixa de Barcelona, Manuel García Biel, afirmó que "los directivos de La Caixa y Caixa de Barcelona aceptaron ese, aumento de representación de los trabajadores condicionado a que hubiera un acuerdo global en temas laborales". En el mismo sentido se expresó el secretario de UGT en La Caixa, Enric Cuadra. Participaron en la mesa laboral representantes de CC OO, UGT, el SECPVE (Sindicato de la Caja de Pensiones) y el SIB (Sindicato Independiente de Baleares).

El acuerdo entre los sindicatos y la empresa reviste especial importancia para la fusión, pues es una de las cláusulas suspensivas, junto a la concesión de beneficios fiscales por el Ministerio de Economía, y las autorizaciones del Banco de España y la Generalitat.

Los sindicatos y la dirección de las cajas empezarán a negociar de inmediato las condiciones laborales con el objetivo de llegar a un acuerdo el próximo día 27. CC OO, el sindicato más representativo en Caixa de Barcelona y segundo en La Caixa, va a centrar la negociación en el mantenimiento de todos los derechos laborales y salariales de los trabajadores, incluida la no movilidad geográfica, y en evitar posibles discriminaciones entre empleados de ambas cajas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50