LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

Sólo socialistas y populares apareceran diariamente en los informativos electorales de TVE

El Consejo de Administración de RTVE, de mayoría socialista, aprobó anoche la cobertura informativa en la televisión y la radio estatales de la campaña electoral. Los votos de los consejeros socialistas (siete sobre un total de 11) concedieron al PSOE el 36,92% de los 108 minutos de información electoral que dará en total TVE, y forzaron la aceptación del esquema presentado por Luis Solana, director general de RTVE. Según el plan aprobado, algunas jornadas no se darán informaciones de grupos como el CDS o Izquierda Unida, que sólo tendrán cabida cada dos o tres días, respectivamente. El PSOE saldrá en la pequeña pantalla dos minutos a diario. Solana también ha decidido sustituir "los conflictivos debates" en TVE por entre vistas de desigual duración, que culminarán con una intervención de 60 minutos de Felipe González el día 26.

Más información

El plan de cobertura de la campaña electoral por TVE aprobado ayer tras una maratónica sesión de ocho horas por los siete representantes del PSOE más Solana, en el Consejo de Administración de RTVE frente a los cuatro de la oposición (tres del Partido Popular y uno del CDS) plantea la emisión de seis minutos diarios de información sobre los partidos. Este programa, titulado Elecciones 89, se emitirá a las 21 horas, en la primera cadena, tras el Telediario 2.El plan de Solana indica que se ha organizado un amplio dispositivo de medios y profesionales "en consonancia con el interés informativo de la consulta y respondiendo plenamente a las exigencias de veracided, neutralidad e imparcialidad a que debe someterse n medio de comunicación pública". El reparto de esos seis minutos diarios de información electoral se ajusta a "criterios de proporcionalidad establecidos por las anteriores elecciones" legislativas. No obstante, Solana indica que se ha intentado "primar a los más pequeños en perjuicio de los grandes".

Otros criterios impuestos por el plan Solana es que "no habrá presencia en imagen de los redactores encargados, que hablarán solamente en off y se procurará que en todas las informaciones se incluya una frase (total) de alguno de los líderes del partido". La cobertura de TVE de la apertura de campaña, a las 0.00 horas del día 10, el tradicional pegado de carteles, también se regirá por criterios de proporcionalidad para repartir los 10 o 12 minutos de esta información en directo. Otro tanto ocurrirá en el cierre de campaña, en la noche del 27.

Primar a los pequeños

El plan de Solana, que prima a los más pequeños, según el director general, concede al PSOE el 36,92% de la información electoral de estos especiales de TVE, lo que significa su comparencia diaria durante dos minutos. Al PP se le asigna el 23,07% del tiempo informativo, es decir, un 1,15 minutos por día.

Peor suerte corre el CDS, que dispondrá de un minuto un día sí y otro no (9,23% del total). Izquierda Unida y CIU sólo podrán ser noticia electoral cada tres días. Ese minuto que disfrutarán un día sí y dos no les supone el 6,15% del total. Los demás partidos oscilan entre tres y un minuto en toda la campaña.

De añadidura, el esquema del director general de RTVE para la cobertura televisiva "suple los conflictivos debates", en palabras del consejero socialista Mariano Muñoz Bouzo, por unas entrevistas a los principales líderes en la primera cadena, que serán moderadas por el director de los servicios informativos de TVE, Diego Carcedo, y por profesionales de "la casa", aunque no se excluye la invitación a periodistas ajenos a ella si el entrevistado no lo objeta.

La duración de estos programas también se ajustará a "criterios de proporcionalidad". El martes 17, a las 21.30 y por la Primera Cadena, TVE emitirá entrevistas con representantes de IU y de PNV que tendrán una duración de 20 minutos cada una. El día 19 se entrevistará a líderes de CiU -20 minutos- y del CDS -30 minutos-

El entrevistado del PP contará con 45 minutos el martes24. La última entrevista será para el candidato socialista, Felipe González, que disfrutará de una hora el día 26.

La mayoría socialista también enterró la pretensión de la oposición de que se emitiese el vídeo realizado sobre presunta manipulación informativa de TVE en la campaña de 1986. El consejero del PP Francisco Sa nabria preguntó a título de qué intervino el vicepresidente Alfonso Guerra en TVE horas después de que la oposición denunciara la presunta manipulación y si lo hizo como directivo del Ente. Solana solicitó que le remita esta pregunta por escrito. La oposición acusó al PSOE de "haber utilizado el rodillo" para aplastar su contrapropuesta, consistente en la reafización de debates y un reparto distinto del minutaje.Por otra parte, ayer finalizó sin acuerdo la reunión mantenida por la comisión de RTVE de la Junta Electoral Central para distribuir entre los partidos los espacios gratuitos de propaganda electoral en TVE. Los partidos de la oposición, que volverán a reunirse hoy, rechazaron la propuesta realizada por Luis Solana de que estos espacios se emitan entre las 21.20 y las 21.30 horas a lo largo de todos los días de la campaña electoral, con excepción de los sábados y los domingos, informa Juan G. Ibáñez.

Euskadiko Ezkerra, Unión Valenciana, las Agrupaciones Independientes Canarias y el PAR presentaron a la Junta Electoral una queja por que se les prive de la emisión de espacios gratuitos en medios de difusión estatal.

Las necesidades de Solana

Minutos después de que los representantes del PSOE en el Consejo de Administración de RTVE aprobaran anoche, al filo de las ocho, con sus solos votos el plan de Luis Solana para la cobertura informativa de la campaña electoral, el director general del Ente solicitó permiso al presidente de aquel órgano para abandonar la reunión. Francisco Sanabria, del PP, no dudó en darle su consentimiento ante lo que consideró "unas perentorias necesidades de orden fisiólogico" del responsable de RTVE.A los siete minutos regresó Solana, quien agradeció tal dispensa a Sanabria. Sin embargo, el alivio de Solana resultó ser de otro tenor. Instantes después, RNE y TVE detallaban en sus informativos el contenido del plan recién aprobado, cuyos entresijos aguardaban conocer desde mediodía los periodistas que hacían guardia en el Consejo del Ente.

El consejero socialista Mariano Muñoz Bouzo califico esta filtración teléfonica de Solana a RNE y TVE de "falta de delicadeza" hacia los periodistas presentes en el Consejo de Administración. Conocida esta violación del pacto de secreto mantenido hasta entonces, algunos consejeros de la oposición abandonaron la reunión acusando a Solana de "falta de ética" y de "prepotencia".

El consejero centrista Antonio del Olmo afirmó que un debate televisivo entre Felipe González y un líder elegido por toda la oposición, única propuesta que Solana dijo haber recibido, era hacer una "oposición a la chilena".

Por otro lado, durante toda la jornada se especuló con la convocatoria de una conferencia de prensa por parte de Solana, que en ningún momento compareció ante los informadores, convocatoria a la que sólo podrían asistir las agencias informativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de octubre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50