Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid no quiere volver al Teresa Herrera

El Real Madrid considera muy improbable su participación en futuras ediciones del trofeo Teresa Herrera. Según fuentes del club, las fechas de celebración son inapropiadas para el equipo, que llega sin apenas preparación para enfrentarse a rivales de gran entidad. El balance del Madrid en los últimas ediciones ha sido negativo. En ninguna de sus tres últimas participaciones (1985, 86 y 89) ha conseguido el triunfo. La experiencia ha demostrado que el torneo rinde más beneficios económicos que deportivos al Real Madrid. Este año cobrará 32 millones de pesetas, una cifra que triplica la cotización del Steaua de Bucarest y Eindhoven.

El entrenador John Toshack opinaba en las vísperas del del torneo que estos partidos eran demasiado prematuros para sus jugadores, que habían jugado su primer encuentro el pasado miércoles en Santander.

La presencia del Real Madrid en el torneo obedece a factores que, en muchos casos, son externos a la voluntad del club. Entre estas razones figuran las raíces coruñesas del gerente del club, Fernández Trigo, y la presión que ejercen los organizadores para salvar el presupuesto del torneo, que este año es de 135 millones de pesetas.

El Bayern, finalista

En la semifinal jugada ayer, el Bayern de Múnich se clasificó para la final de hoy (20.30 horas) al vencer 3-1 al Eindhoven. El trofeo lo disputará contra el Steaua de Bucarest, mientras que por el tercer y cuarto puesto el equipo holandés se enfrentará al Real Madrid (18.30). El dominio del Bayern fue absoluto, sobre todo hasta que sentenció el partido con goles de Wolfarth en el minuto 4, Thon en el 21 y MacInally en el 33. Luego el juego perdió calidad y en el minuto 63 Kieft, de penalti, marcó el tanto del Eindhoven, cuya actuación, sin la presencia de su figura, el brasileño Romario, defraudó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de agosto de 1989