CICLISMO / TOUR DE FRANCIA

Lejarreta: "Fignon ha sido un gregario de oro"

JUAN MORA ENVIADO ESPECIALDos españoles estuvieron en la escapada de la etapa de ayer, protagonizada por los cinco mejores de este Tour. Pedro Delgado estaba para intentar todavía lo imposible, y Marino Lejarreta, para recuperar ese quinto puesto deja general con el que sueña. Al final, lo que pasó fue que Delgado devolvió un favor que tenía pendiente con Lejarreta desde hacía dos años, porque éste consiguió su objetivo. Lejarreta se lo agradeció, pero también manifestó: "Fignon ha sido un gregario de oro para mí". Fignon, mientras tanto, lanzó un nuevo ataque verbal contra Lemond.

Más información
Penúltima etapa
Lejarreta aprovecha la escapada de los favoritos

Lejarreta, como está fuerte, se puso en cabeza del pelotón y esperó: "Sólo intentaba eso, cuanto más adelante, mejor". Llegó la escapada y se pudo meter en ella. Rooks y Mottet quedaban atrás. Cuando, sobre la misma línea de meta, les vio entrar, manifestó: "Ahora estoy un minuto por delante, pero Mottet es un especialista en contra reloj, aunque creo que está un poco en crisis. A mí no me van esos recorridos tan cortos, tan llanos y tan rápidos, pero ya veremos. Yo me mantengo bien, constante. Es una de mis cualidades". Y repetía: "He demostrado que podía estar entre los cinco primeros de la general y he luchado por eso. Para mí esa clasificación en un Tour es como una victoria. Un quinto puesto queda para el recuerdo".Al término de la etapa reconoció que Delgado le había ayudado, pero quiso dejar algo claro: "Fignon ha sido un gregario de oro para mí porque quería distanciar a Lemond y ha roto toda la carrera. lia demostrado que es el mejor, está muy fuerte".

Un favor

Pedro Delgado, sobre esta ayuda prestada a Lejarreta, decía: "En 1987, cuando yo iba de líder intentando distanciar más a Roche, Lejarreta me fue de gran ayuda en una ascensión. Ese favor no se lo he podido devolver hasta ayer. Tenía que colaborar en todo momento con él para responder a esa confianza que me dio hace dos años".

Delgado reconoce que el motivo de escaparse no fue el de ayudar a Lejarreta, sino el de intentar todavía algo: "Tenía mi última oportunidad. De salida, mandé atacar a Arnaud y Palacios. Luego yo provoqué esa escapada de cinco corredores que hicimos prácticamente toda la etapa juntos para luego atacarnos en distintos momentos. Tratábamos de sorprendernos unos a otros, pero al final nada. No pudo ser, pero hasta el final se ha intentado".

Ahora, con la vista puesta ya en la meta final, Delgado dice: "Hay que ser sinceros. Ahora está muy dificil el Tour porque creo que, salvo circunstancias un poco extrañas, no puedo acceder al triunfo. Creo que el Tour lo ha ganado Fignon. En un análisis se puede decir también que lo he perdido yo, porque la carrera hubiera resultado de una manera diferente si yo no hubiese tenido ese tiempo perdido al principio. Mi carrera entonces hubiera sido diferente, más cómoda, y mucho más efectiva. El luchar siempre para restar tiempo me ha privado de alguna victoria de etapa y, seguramente, de la victoria final".

Ayer, Delgado, pese a estar entre los, primeros clasificados, tampoco pudo ganar. Lo explica así: "Me puse a rueda de Lemond porque sabía que era el más rápido. Cuando salió, me pilló un poco mal. Cogí entonces la rueda de Fignon, pero ya era muy dificil ganar. Voy a intentarlo aún en la contra reloj, pero va a ser muy difícil. De momento, creo que he estado haciendo un Tour muy bueno. Se me ha escapado siempre la victoria, pero yo creo que como he ido en busca de la victoria final no he podido acceder a un triunfo de etapa".

PDM, Fignon y Lemond

Mientras, Delgado asegura que sigue sin entender la táctica de los corredores del PDM porque ayer Theunisse tiró en la escapada, lo que perjudicadaba a Rooks. Eso ayudó a que Rooks perdiese un puesto en la general ante Lejarreta: "Yo cada vez entiendo menos alguna actuación de la gente. Theunisse tendría sus motivos para tirar, porque cada persona se mueve según sus ideas. Él decía el jueves que no atacó a Fignon porque en la etapa de Alpe d'Huez yo había tirado muy fuerte a por él".

Fignon y Lemond, por su parte, se intercambiaban palabras de cortesía en la meta. El segundo aseguraba: "Fignon me ha felicitado por la actuación que estoy teniendo, y me dijo que el Tour no ha terminado aún, que él no puede dormir tranquilo porque 50 segundos es poca diferencia para que pueda ganar". Sobre Delgado, dijo: "Es un ciclista genial, capaz de calquier cosa".

Fignon, en cambio, en declaraciones oficiales., manifestó: "Lemond se me pega siempre a la rueda. Hice mal en atacarle tan pronto para intentar sacarle mayor diferencia en la general. Pero me conformo con ella. 50 segundos son suficientes, y como salgo el último en la contra reloj tendré la ventaja de ir conociendo sus referencias".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS