De sobresalto en sobresalto

El pequeño Ayuntamiento de Soto del Real -1.500 habitantes de derecho- ha vivido de sobresalto en sobresalto en el último año. La mecha se encendió en junio de 1988 y amenaza con seguir dando chispazos en los próximos meses.

Abril de 1988. Alianza Popular y el PSOE deciden darse la mano y calentar motores contra el alcalde centrista y ex sacerdote, Eladio Navarro, a quien acusan de irregularidades en su gestión. La Federación Socialista Madrileña (FSM) amenaza con expulsar a sus dos concejales en Soto del Real al anunciar que iban a apoyar la censura.

Julio de 1988. Turbulento pleno en el que se debate por primera vez la moción de censura contra Eladio Navarro. Unos 300 vecinos se concentran dentro y fuera del salón de plenos. A los gritos de "son unos traidores", los asistentes insultan y lanzan monedas contra los ediles que apoyan la moción. Eladio Navarro decide suspender la sesión "por alteración del orden público". El tiempo pasa y el pleno de la moción de censura sigue sin convocarse; la oposición cambia de estrategia y, se propone entorpecer la labor de gobierno.

Más información
Tres tránsfugas del PP y dos socialistas desbancan al alcalde centrista de Soto del Real

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Febrero de 1989. La policía, pistola en mano, interviene en un pleno municipal para disolver una pelea entre vecinos a favor y en contra del alcalde. Unos días después, el pleno decide inhabilitar a la comisión de gobierno y dejar sin sueldo a Eladio Navarro.

Marzo de 1989. La oposición impone al CDS los presupuestos de 1989 y afirma que el alcalde maneja los fondos públicos "corno quien juega a la loto"-. El proyecto presentado un mes antes por los centristas fue seriamente recortado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS