El Fondo de Garantía de Depósitos mantiene activos inmobiliarios por 40.000 millones

La Comisión Gestora del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) acaba deaprobar las cuentas definitivas y oficiales del ejercicio del pasado año, en el que el saldo deudor con el Banco de España se redujo en 27.500 millones de pesetas, con lo que se sitúa en 383.000 millones. La desinversión del Fondo en inmuebles se elevó a 6.514 millones de pesetas, aunque todavía cuenta con unos activos inmobiliarios de 40.000 millones de pesetas. La cartera de valores está prácticamente limpia y solamente queda el 50% de Nurel, porcentaje que se venderá a Imperial Chemical Industries.

El equipo directivo del Fondo de Garantía de Depósitos trabaja con la idea de que en seis años se liquide definitivamente la deuda viva con el Banco de España, entidad que ha prestado el dinero para solventar al saneamiento de las entidades bancarias inmersas en la crisis bancaria de los años setenta. El FGD fue creado en 1978 para afrontar esta crisis con la aportación de recursos de todas las entidades bancarias que operan en nuestro mercado tanto españolas como extranjeras.Los inmuebles que tiene el Fondo en su poder provenientes de bancos liquidados están diseminados por todo el territorio nacional y apenas quedan edificios representativos de alto valor, sino que son construcciones y solares que se van enajenando poco a poco y que, gracias a la revalorización que ha traído el boom inmobiliario, han supuesto una gran fuente de ingresos para liquidar la deuda con el Banco de España. El banco emisor aplica unos intereses del 8%.

Cartera de valores

En cuanto a la cartera de valores proveniente de los bancos en crisis, solamente le queda el 50% de Industrias Nurel. Actualmente se negocia su venta definitiva al otro socio que posee el otro 50%, la multinacional ICI, con la que la! conversaciones ya se prolongan desde hace más de un año. El pasado año se vendieron participaciones por valor de 1.019 millones de pesetas.Las aportaciones al Fondo hasta ahora se dividían al 50% entre el Banco de España y los bancos nacionales y extranjeros instalados en España. Los bancos aportaban el uno por mil de sus depósitos lo que el pasado año representó 16.000 millones de pesetas. La Ley de Presupuestos para este año incluyó un cambio en la aportación de los bancos, que se duplicaba, al tiempo que reducía a la mitad la del banco emisor. El pasado 28 de febrero era el último día para ingresar este nuevo porcentaje que ha supuesto para el total de los bancos una aportación de 30.000 millones de pesetas.

Según Francisco Ruiz Jarabo, secretario general del FGD, cuando se liquide el actual Fondo, en unos seis años, hay que replantearlo para seguir manteniendo un organismo que afronte las posibles crisis venideras, aunque ojalá, dice, no se produzcan. De hecho, el Gobierno ha establecido una mayor aportación al Fondo para que el calendario se reduzca al máximo con vistas a la implantación del mercado único en Europa.

El Fondo de Garantía de Depósitos está presidido, según ley, por el subgobernador del Banco qe España, en la actualidad Luis Angel Rojo.

Recientemente, el FGD tuvo que pronunciarse sobre el reparto de plusvalías generadas por la venta del Banco Urquijo, que había recibido ayudas del Fondo, al Grupo March por parte del Banco Hispano Americano.

Precisamente en en esta operación el protagonismo del Fondo de Garantía de Depósitos pasó a primer plano ya que dentro del mismo se dijo que había distintas formas de entender la venta efectuada al Grupo March. El propio Boada, presidente del Banco Hispano Americano, tuvo que contar con el Fondo para poder cerrar la operación de venta del Urquijo. Los bancos que ayudaron a reflotar esta entidad cobraron finalmente su parte proporcional.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS