Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herri, el pequeño gran hombre

Torrontegui, ganador en Jerez, pilota motos de 80cc y 750cc

Herri Torrontegui, de 22 años, nacido en Górliz (Vizcaya), ganó el pasado domingo en Jerez el primer gran premio de su vida al conseguir la victoria en la categoría de 80cc. Torrontegui, que disputaba carreras de trial a los nueve años, es un caso atípico, con unas condiciones innatas espectaculares y una capacidad de adaptación a las motos muy especial. Herri Torrontegui es capaz de correr y ganar en 80cc y una hora después vencer en otra carrera con motos de 750cc. Torron, de cuerpo menudo, es capaz de conducir una y otra moto con idéntica soltura, agresividad y eficacia.

Nacido el 19 de abril de 1967, en Górliz (Vizcaya), una localidad marítima a 25 kilómetros de Bilbao, Torrontegui logró en Jerez saltar a la popularidad pese a que lleva ya muchos años corriendo en el Mundial de velocidad. Herri es de los pocos que se conocen todos los parques cerrados de multitud de circuitos como si fuesen los pasillos de su casa. Y es que Torron fue monaguillo antes que fraile. Herri entró en el Mundial de la mano del equipo JJ-Cobas, cuando Carlos Cardús corría con ellos y Torrontegui desempeñaba funciones de lavaneumáticos, apodo cariñoso que reciben los chicos de los recados de los equipos.Torrontegui es un luchador nato. La fiebre le viene de familia, ya que Alex, uno de sus hermanos, también corría. Herri se proclamó campeón vasco-navarro de trial a los nueve años. Un accidente de Alex hizo meditar a la familia, y Herri dejó, de momento, las motos. Pero lo llevaba en la sangre y ha terminado triunfando.

La familia

De la mano ahora de toda la familia Torrontegui, de todo Górliz, de Alfonso Rodergas, su manager, el joven piloto acaba de conseguir el mayor éxito de su carrera. El éxito cosechado en Jerez por el Herri Racing Team (HRT) -el nombre ha sido graciosamente buscado para que tuviera un parecido al de la poderosa fábrica Honda, cuyo departamento de competición es el Honda Racing Corporation (HRC) se produce después de que Torrontegui haya demostrado su forma en el campeonato de España.Herri es uno de los pocos pilotos -él no recuerda a ningún otro- capaz de correr la misma mañana con una nioto de 80cc (la más pequeña de las cilindradas) y una superbike, de 750cc, la más grande. Corre y gana. Todo un récord, toda una demostración de su categoría y, pese a sus 22 años, de su experiencia.

Correr en 80cc y 125cc era un reto para Herri. "Quería saber si de verdad soy un piloto de baja categoría, como dicen los pilotos de las máximas cilindradas; o, si por el contrario, soy un piloto capaz de ganar en dos categorías distintas, 80cc y 125cc. Está claro que, al menos en España, me codeo con los mejores".

Torrontegui conduce primero una moto de 55 kilos y 29 caballos, gana, se baja y, una hora después, se sube a otra de 180 kilos y 140 caballos. "La técnica de conducción es totalmente diferente, las frenadas son muy complicadas, sobre todo si te bajas de una e, inmediatamente, te subes a la otra", explica una de las estrellas de la matinal jerezana. "Con la de ochenta no puedes abusar del neumático como con la grande; la aceleración en la pequeña es mínima y tienes que aprovechar la goma nada más entrar en la curva y abrir gas lo antes posible. Con la grande, tienes que salir derrapando, cruzado y a tope. Son dos mundos distintos. Con la pequeña me entretengo, con la grande noto los caballos bajo el asiento".

Herri lo que quiere es correr dentro de unos años en dos y medio o en 500cc. Eso lo quieren todos, pero él ha buscado una fórmula ideal: correr en superbikes para demostrar que tiene madera de piloto grande.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 1989