Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La salida en antena se ha adelantado cuatro meses por "compromiso político"

Hace apenas tres días, la sede de Tele Madrid, en la quinta planta de la agencia Efe (a la que se alquila todo el aparato técnico), era un auténtico solar desangelado. En una habitación, 10 o 12 personas hacían pruebas de una de las cabeceras. Se buscaba a un cronista taurino. Erquicia no sabía aún si se iban a emitir o no anuncios publicitarios el día del estreno.En un principio se había pensado en que lo mejor era posponer la salida hasta el 12 de octubre. Pero, en contra de la opinión de los profesionales, los políticos exigieron que el 2 de mayo había que estar en antena "a toda costa". Y a toda costa supone que sólo podrán seguir las emisiones dos terceras partes de los madrileños, que las emisiones serán en pruebas y que no se han incorporado más que 28 profesionales.

"Un milagro"

Pedro Erquicia considera "un milagro" el haber podido cumplir los plazos fijados desde arriba. "Nosotros cumplimos el compromiso político", dice Erquicia, "y saldremos el día 2 con un documental-reportaje sobre quiénes somos en la Comunidad, la corrida de toros y la película Ben-Hur. Abrimos un período de pruebas e iremos anunciando en la Prensa los programas y retransmisiones que vayamos emitiendo".Al director general, Javier García Fernández, no le gustan de antemano las emisiones elegidas. "La programación del 2 de mayo es insatisfactoria", declara García Fernández. "Yo me pregunto: ¿Por qué no salimos como Dios manda? Es verdaderamente frustrante para mí. No logro entender el cambio que se produjo hace un mes en algunos grupos políticos y la labor de boicoteo constante de varios grupos políticos".

Hace un mes, en efecto, el Partido Popular retiró de forma ostensible su apoyo al director general y se alineó con el CDS, precisamente pocos días después de la crisis municipal del Ayuntamiento de Madrid.

"Nosotros no hemos roto el pacto, lo ha roto el director general, que no ha cumplido los mandamientos del Consejo", dijo Alberto Ruiz Gallardón. "No queremos una televisión socialista, y si alguna vez tenemos responsabilidades de gobierno, lucharemos por una televisión pluralista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de mayo de 1989

Más información

  • "Hemos cumplido", afirma Erquicia