JR, en el parqué

El fantasma de JR y la Ewing Oil se paseó ayer por la Bolsa de Barcelona. El rumor de una inminente entrada de un grupo petrolero estadounidense en CEPSA disparó el precio de los petróleos que subió 40 enteros. Los más viejos de lugar no recuerdan una cosa así. La venta por algún banco de un paquete importante de papel para contener el precio sólo sirvió para que la subida no fuera mayor de lo que fue. Y es que en un mercado seco de compras el rumor actuó como chispa que prende y provoca la llamarada. Todos querían más petróleos. Y eso pasaba en uno de los viernes más viernes del año, el previo al empalme del fin de semana con la fiesta del Primero de Mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de abril de 1989.

Lo más visto en...

Top 50