Un líder y un psicólogo

J. D. G., ¿Cuál es la razón de que esta generación no tenga un líder? Para Sanchis, esta deficiencia decisiva en la mala puesta en escena de la Quinta en Milán, no tiene fácil respuesta. "No es un problema de encontrarlo, sino de forma de ser. Un líder a veces es perjudicial si se depende en exceso de él. Tampoco se puede ir a una habitación, pensártelo un rato y salir siendo un promotor de intenciones en ese sentido".

Pero el Madrid siempre ha tenido gente así: "Hace cinco años aquí había dos o tres jugadores que tenían una forma de ser especial, como Camacho, Juanito o Santillana, o antes Stielike y Pirri, jugadores que a los noveles nos servían de estandarte. Pero eso es innato. Y lo cierto es que creaban un ambiente especial para partidos importantes que quizá ahora no existe".

Más información

Sanchís no ve claro que quizá haya llegado el momento de que la quinta dé un golpe de Estado en el vestuario, porque afirma que "los cambios generacionales no son sólo cuestión de edad, sino de carácter". Mientras la quinta se lo piensa, Stielike ha llegado a comentar su sorpresa porque nadie asumiese ese rol de líder en Milán. "Todo el mundo se encogió", ha dicho el alemán. "A mí", afirma Sanchis, "lo que más me sorprendió fue que todos nos contagiamos desánimo en San Siro. La realidad es que esta vez han pasado varios días y aún no me lo explico. Y suele ocurrir cuando al Madrid le meten un gol. En Milán, a partir del primer gol, todos dimos por perdida la eliminatoria. Quizá lo explicase mejor un psicólogo".

Curiosamente, en el Madrid trabaja desde comienzos de temporada un psiquiatra con los juveniles, el doctor Martín Pies. Y el primer equipo del Milán cuenta también con un psicólogo, que ha sentado en el sofá a las estrellas de Berlusconi antes de cada partido. "Sería una experiencia nueva, porque toda ayuda que mejore el rendimiento es buena. Haría falta saber si un psicólogo o un psiquiatra en una plantilla de fútbol produciría efectos beneficiosos. Los futbolistas también somos personas, no robots".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de abril de 1989.

Lo más visto en...

Top 50