Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serios problemas del Real Madrid para conseguir entradas del Milán

El Real Madrid tiene dificultades para conseguir entradas para el partido que el próximo día 19 disputará en el estadio Meazza contra el Milán, correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa de Europa (1-1, en el Bernabéu). El club blanco sólo ha recibido de la directiva del italiano 700 entradas, con las que no podrá cubrir el número de pedidos que ha recibido de sus aficionados, ya que el Milán ni tan siquiera ha cumplido la correspondencía acordada antes de la cita del Bernabéu, establecida en 1.100 localidades.Son muchas las agencias de viajes que han organizado excursiones hasta Milán para presenciar el encuentro. El resultado del Bernabéu ha animado, según las agencias consultadas, a los aficionados a desplazarse con su equipo. Es previsible que algunos de estos grupos tengan problemas para lograr entradas, ya que los que las han solicitado incluso a través del propio Madrid están teniendo problemas.

La expedición madridista saldrá el próximo martes, a las diez de la mañana, del aeropuerto de Barajas y llegará a Milán al mediodía. El equipo se hospedará en el hotel Gran Brun, situado a las afueras de Milán y muy cerca del estadio Meazza. El martes por la tarde los jugadores se entrenarán y, posteriormente, Leo Beenhakker, el entrenador, ofrecerá una rueda de prensa.

La expedición regresará a Madrid el mismo miércoles, a la conclusión del partido. La estancia del Madrid en Milán será más corta que en otros desplazamientos por decisión del entrenador, que desea que sus jugadores sufran lo menos posible la tensión ambiental del encuentro.

Cerca de 350 periodistas extranjeros han solicitado al Milán la acreditación para presenciar el encuentro. De ellos, alrededor de 40 son españoles. El palco de prensa del Meazza sólo tiene capacidad para 180 personas, por lo que la directiva del Milán dará preferencia a los periodistas españoles, mientras que el resto tendrá que ver el partido entre el público. Los seguidores madridistas lo presenciarán tras la portería norte, en el primer anfiteatro, enfrente justo de donde se colocan los tifosi de los dos grupos ultra del equipo italiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 1989