Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Pardo se hace cargo del Málaga en vez de Benigno Vázquez

José Pardo, que fue destituido el pasado martes por Francisco García Anaya de su cargo de vicepresidente del Málaga, es desde la noche del pasado jueves el nuevo presidente del club, tras un giro sorprendente e inesperado de los acontecimientos, pues todo estaba hablado para que fuese Benigno Vázquez, hasta hace unos días máximo responsable del Atlético de Marbella, quien se hiciese cargo de los destinos del Málaga tras la decisión de García Anaya de retirarse temporalmente -al final, su dimisión fue irrevocable- por una fuerte depresión".Vázquez fue presentado como nuevo vicepresidente a los capitanes del Málaga -Rivas, Juanito y Ruiz- el pasado miércoles por la tarde e incluso el jueves se personó en los entrenamientos que dirigía Benítez con un jugador del Marbella para que el técnico malaguista lo sometiese a prueba, a lo que éste se negó. Juanito, el mismo miércoles, comunicó oficialmente su decisión de no firmar como director técnico del club, a pesar de que había llegado a un . acuerdo para las dos próximas temporadas, mientras que Benítez, tras la citada conversación con Vázquez, decidió presentar su dimisión.

Los jugadores, sorprendidos por todo lo que estaba ocurriendo, intentaron convencer a su entrenador para que reconsiderara su postura, pero éste se quedó mucho más sorprendido cuando fue a entrevistarse con García Anaya y le dijo que él ya no tenía nada que ver con el club y que hablara con Vázquez.

Pardo había afirmado días después de su destitución que el nombramiento de Vázquez como vicepresidente, para que se hiciera cargo del club como presidente en funciones cuando abandonara Anaya, era ilegal y que él podía demostrar que su oponente había falsificado su entrada como socio en la entidad, en la que no tenía el mínimo de un año de antiguedad. García Anaya, tras una entrevista con Pardo, le firmó oficialmente la cesión de poderes, por lo que se convertía en el nuevo presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 1989