Los únicos árabes norteafricanos fuera del acuerdo

A. C. El Frente Polisario considera que la clave que asegura su eventual incorporación magrebí como Estado de pleno derecho se halla precisamente en las clásulas de adhesión y defensa rnutua del acuerdo logrado en Marraquech, que para algunos ha supuesto una concesión a Marruecos en pro de la constitución del Gran Magreb, que sella el abandono de Argelia, principal defensor de la causa saharaui. "El acuerdo de unión magrebí deja sembrado el terreno a la posible adhesión del Estado saharaui, al estipular que podrá solicitar su integración a la mismo. todo Estado africano que reúna las características de ser árabe y magrebí. Sólo queda, al margen de la Unión Arabe Magrebí, un Estado con estos requisitos: la RASD", afirma Abdelaziz.

Más información
Abdelaziz: "La unión magrebí facilita la solución en el Sáhara"

Respecto al artículo que establece que toda agresión a un miembro de la Unión Árabe Magrebí constituye un ataque al conjunto de la entidad, el líder saharaui subraya que "fue elaborado en un contexto en que la guerra es un hecho". Ello es, según el presidente saharaui, una prueba de que los Estados magrebíes "tienen claro que el Sáhara occidental no es marroquí y que el Ejército saharaui no actúa como agresor de Marruecos, sino en defensa propia y de su propio territorio". Al hablar sobre la ausencia del Polisario en la cumbre de Marraquech, Abdelaziz afirma: "No asistimos porque no recibimos citación del país anfitrión tal como esperábamos de haberse realizado previamente el segundo encuentro marroquí- saharaui. En cuanto al aplazamiento de esta reunión, todavía no sabemos a qué fue debido y sin embargo, en contra de lo que algunos medios quisieron sugerir, consideramos que los resultados de la misma no suponen ningún peligro para nuestro país ni para el proceso de paz. Ha sido un elemento motivador para la celebración de la segunda reunión con el rey Hassan ll."

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS