Velayati niega que hablase con el Gobierno sobre los derechos humanos en Irán

FERNANDO JÁUREGUI, El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Alí Akbar Velayati, rechazó ayer implícitamente, en una conferencia de prensa, que en su entrevista del jueves con Felipe González o con su colega Francisco Fernández Ordóñez se hablase sobre los derechos humanos en Irán, siquiera de pasada. Fuentes del palacio de Santa Cruz reiteraron ayer que sí se "mencionó", aunque con cautela, la preocupación española y comunitaria por el cumplimiento de los derechos humanos en Irán. Velayati, en su segunda y última jornada de visita oficial a Madrid, fue recibido ayer en audiencia por el príncipe Felipe.

Más información

La visita de Velayati, la primera de un ministro de Exteriores iraní a España desde hace 23 años, ha requerido de una "especial delicadeza" de la diplomacia española para no irritar a un huésped que había acudido básicamente para tratar asuntos económicos, admitieron fuentes del palacio de Santa Cruz. El anuncio de que Vellayati iba a ser recibido por don Felipe y no por el Rey pareció irritar a parte de la delegación iraní, a la que se dijo, en contra de versiones previas emanadas de la Zarzuela, que don Juan Carlos no estaba ayer en Madrid.Velayati fue recibido por el príncipe en una breve audiencia en el palacio de la Zarzuela. Fuentes de este palacio habían manifestado hace dos días que Velayati sería recibido por el heredero de la Corona, y no por el Rey, dentro de los planes existentes para que don Felipe vaya asumiendo progresivamente funciones de representación del Estado. Sin embargo, posteriormente se explicó a la delegación iraní, de acuerdo con fuentes de esta embajada, que el Rey se encontraría ausente por la mañana. Un portavoz de la Casa Real dijo ayer que desconocía si el Rey se encontraba o no en Madrid.

La jornada de Velayati continuó en el Congreso, donde fue recibido por su presidente, Félix Pons, quien le transmitió la preocupación de algunos parlamentarios por la situación de los derechos humanos en Irán. El ministro iraní respondió, según uno de los asistentes a la entrevista, que en países europeos, como España o Irlanda, también existen grupos terroristas que no reciben el trato de prisioneros políticos.

Posteriormente, en una tensa conferencia de prensa en la que se quiso forzar a los periodistas a hablar en inglés, fue cuando el ministro iraní negó implícitamente haber hablado con Felipe González o con Fernández Ordóñez sobre los derechos humanos en su país. "La razón de mi viaje es una invitación de las autoridades españolas, para hablar con ellas", dijo. "El objetivo de una invitación nunca es que un país o una sociedad presente sus criterios a otro país y otra sociedad", agregó.

Velayati, que aseguró que su país está dispuesto a repatriar todos los prisioneros de guerra iraquíes, manifestó varias veces a lo largo de la conferencia de prensa que 260 de estos prisioneros, heridos o enfermos, han sido enviados ya a Bagdad. También informó que se ha concedido la libertad -no específico si se trata de una amnistía o un indulto- a la mayoría de los presos políticos "que no tienen las manos manchadas de sangre", aunque perteneciesen a lo que calificó como grupos terroristas. Sin embargo, se negó a especificar el número de prisioneros de guerra iraquíes en poder del régimen de Jomeini, así como el número de presos políticos existentes en las cárceles de Irán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de febrero de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50