Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO

El Madrid logró su tercera victoria en la Recopa

El Real Madrid logró en la cancha israelí del Hapoel Galil su tercera victoria consecutiva en la Recopa. El partido, jugado en un kibutz a 2,0 kilómetros de la frontera con Líbano, tuvo un claro color blanco desde sus inicios. A pesar del escaso margen final, el Madrid llegó a tener 25 puntos de diferencia.

La primera parte fue de escasa calidad por parte de los dos equipos como demuestra el marcador en el descanso: 31-39. Los israelíes intentaron desde el principio cortar la iniciativa del Real Madrid con zonas 2-3 y 3-2 muy pegajosas. En esos primeros minutos los españoles, poco concentrados, se precipitaron en exceso al atacarlas y pasaron algún que otro apuro. Un parcial de 12-2 a favor del Galil a los ocho minutos igualó el encuentro, pero en los minutos finales los lanzamientos triples de los españoles empezaron a entrar, rompiendo la buena racha defensiva del Galil. Por su parte, la defensa del Madrid fue muy pasiva en este periodo cometiendo muchas personales.

Tras el descanso, el Madrid salió decidido a sentenciar el partido y con un parcial de 4-19 en seis minutos de juego puso 23 puntos de diferencia. Los israelíes cambiaron su defensa zonal por una mixta con un hombre sobre Petrovic y cuatro en zona, pero el yugoslavo con sus individualidades siguió haciendo mucho daño al Galil.

También practicaron los israelíes presión en todo el campo ¡a falta de 14 minutos para el final! Pero todo fue inútil. El Madrid, a pesar de las bajas de sus hombres altos, impuso su mejor calidad individual y su dominio en el rebote.

En los minutos finales, ante la abismal diferencia de 25 puntos, el Madrid se relajó y los israelíes redujeron la distancia, pero los españoles acabaron ganando por 10 puntos, incluídos un mate espectacular de Villalobos y los también espectaculares 39 puntos de Petrovic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de enero de 1989