AP tiene el peligro de agotarse con Fraga, según un documento de Hernández Mancha

El proceso de refundación de AP, junto a una plataforma Me amplio espectro y homologación internacional, requiere un nuevo planteamiento de organización, y especialmente de dirección", según se afirma en el documento elaborado por la actual dirección aliancista y que recoge el fruto de los propios planteamientos de Antonio Hernández Mancha y de las ideas intercambiadas con Marcelino Oreja, -que ayer anunció oficialmente que no se presentará a la reelección de secretario general del Consejo de Europa- y Javier Rupérez, presidente de la DC. En el documento se afirma también que, con Fraga, AP tiene el peligro de agotarse.

El presidente aliancista, en un encuentro con periodistas, indicó que actualmente mantiene la intención de competir con Manuel Fraga en la presidencia de AP, aunque no puede asegurar cuál será su actitud futura. Asimismo, afirmó que carecen de todo fundamento los rumores según los cuales podría encabezar una escisión en AP. "Yo no me iré de mi partido nunca", afirmó. El manifiesto que ha elaborado con su equipo, al que ha tenido acceso este periódico consta de doce páginas y tras efectuar un análisis del pasado del partido, dedica todo un capítulo a lo que llama un proyecto nuevo.

AP no es todo el centro-derecha ni su fuerza electoral es suficiente para constituir por sí sola una alternativa al socialismo. Dice el documento que en el centro-derecha existen otras formaciones, pequeñas en estructura y fuerza electoral, "pero con peso en las estructuras internacionales del mismo espacio político [en implícita referencia a la Democracia Cristiana que preside Javier Rupérez], personalidades independientes, muchas de ellas dirigentes de la extinta UCI), que no se han identificado con el proyecto de AP y que conservan una indudable influencia política, y sobre todo existen unos partidos nacionalistas y regionalistas que aglutinan en determinadas comunidades autónomas el voto del centroderecha con exclusión de AP".

En otro apartado denominado Refundación de AP, se dice que para salir de este estado de cosas AP debe superar su caracterización actual, "sustituir los liderazgos carismáticos por el protagonismo de las ideas, los equipos y los programas y -ampliar su proyección ideológica hacia el centro político".

Para esta refundación y convergencia del centro-derecha, "AP tenderá a homologarse con el movimiento popular europeo, propiciando su pertenencia al Partido Popular Europeo, sin merma de sus vínculos actuales con la Unión Demócrata Europea (EDU) y la Unión Demócrata Internacional (IDU), en un régimen similar al que disfrutan otras formaciones europeas, como la CDU y CSU alemana".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A modo de afirmación, se dice que AP ha sido, fundamentalmente, un partido constituido en torno a la figura de Fraga, una proyección organizada de su propia personalidad e ideología política, que si bien tiene el mérito de constituir en los momentos de la transición una base de fuerza política, "tiene el riesgo de agotarse en la misma experiencia personal de su protagonista".

En otro apartado se afirma que el proceso de fusión no se realizaría con fórmulas de coalición, sino mediante la integración en AP de partidos, grupos y personas, conservadores, cristianodemócratas, liberales e independientes que deseen sumarse a este proyecto de refundación del centroderecha, sin exclusión alguna. "Así el resultado será un solo partido, una misma dirección y una misma militancia".

Oreja abandona Europa

Por otro lado, Marcelino Oreja anunció ayer oficialmente al Consejo de Ministros del Consejo de Europa su decisión de no presentarse a la reelección como secretario general de esa institución europea de la que forman parte 22 países democráticos del viejo Continente, informa Ignacio Cembrero desde Estrasburgo.

Oreja, que permanecerá en el cargo probablemente hasta el 1 de octubre de 1989, afirmó en una breve conferencia de prensa que "había tomado hace mucho tiempo tal decisión" porque considera que "cinco años es un período de tiempo suficiente" al frente de la secretaría general.

Oreja no quiso contestar a preguntas sobre sus proyectos políticos en España. [Fuentes próximas al secretario general del Consejo de Europa insistieron ayer en negar todo fundamento a un supuesto pacto entre el presidente de Alianza Popular, Antonio Hernández Mancha, el de la Democracia Cristiana, Javier Rupérez, y el propio Oreja, para "refundar" AP con el nombre de partido popular, informa Efe].

Junto con el ministro de Exteriores, Francico Fernández Ordóñez, algunas delegaciones intervinieron en el Cosejo de Ministros para "lamentar" la decisión de Oreja. El ministro español opinó que había sido un secretario general "imaginativo y capaz" que hubiese contado con el apoyo del Gobierno español si hubiese decidido presentarse a la reelección.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS