Crítica:Crítica
i

Juegos de azar y de amor

Televisión Española emite esta noche, dentro del ciclo dedicado a Ava Gardner el largometraje El gran pecador. En esta película, un escritor ruso, Fedor, viaja a París y conoce a una bella muchacha, Pauline, de la que no tarda en enamorarse. El mundo que envuelve a Pauline es el de los casinos, un mundo que Fedor contempla distanciadamente, intentando comprender cómo tantas y tantas personas caen en sus redes.Tal vez no acabará de entenderlo jamás, pero el caso es que él mismo, intentando ayudar económicamente a Pauline -su padre está a un paso de la ruina-, se precipitará en la pendiente del juego

Suntuoso melodrama

Amor y juego, pues, son las bases de este suntuoso melodrama, un melodrama en el que la Metro invirtió una respetable cantidad de dólares, adaptación de la obra El jugador, de Fedor Dostoievski, una de las mejores que el cine ha dado, por la elegancia de su puesta en escena -de Robert Siodmak, el de Forajidos- y la calidad suprema de sus intérpretes: Gregory Peck y Ava Gardner.

Los dos actores están muy en su puesto, él como el atormentado esclavo del azar y ella en la deslumbrante -tan deslumbrante como sus vestidos- Pauline; pero detrás de ellos Melvyn DouWas, Walter Huston, Ethel Barrymore, Agnes Moorehead y Frank Morgan son un auténtico regalo para la vista y, si esta noche sintonizamos Radiocaena Española, para el oído.

El gran pecador se emite hoy a las 22.25, por TVE-1, dentro del ciclo dedicado a la actriz Ava Gardner. Radiocadena Española emitirá simultáneamente a través de la Onda Media la versión original del filme.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de noviembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50