Un recluso se ahorca en la cárcel de Fontcalent

Un interno de la cárcel de Fontcalent (Alicante) fue encontrado muerto en la mañana de ayer en su celda. Se trata de Vicente Hurtado de Dios, de 32 años, que se ahorcó colgándose en la puerta de su celda.

Los funcionarios de la penitenciaría notaron su ausencia a las 7.45, hora en que se realizó el primer control. Posteriormente, encontraron su cuerpo sin vida en su celda.El interno utilizó una cinta que previamente había separado de su bolsa de deportes y, tras atarla a la parte superior de la puerta, dejó caer su cuerpo. La médica titular del centro no pudo hacer nada, ya que en el momento en que fue encontrado ya había fallecido. Se desconoce a qué hora el recluso decidió acabar con su vida y las causas que motivaron el suicidio.

Vicente Hurtado ingresó en la penitenciaría el pasado 28 de octubre y se encontraba en régimen de prisión preventiva. Estaba a disposición de los juzgados de instrucción números 2 y 3 de Alicante, acusado de un delito de robo y de una doble violación.

Hurtado estaba internado en el módulo 4, ya que había solicitado a la dirección del centro acogerse al artículo 32 del régimen penitenciario, que otorga una protección especial por parte de los funcionarios.

Fuentes penitenciarias han señalado que Vicente Hurtado tenía mucho miedo al resto de los reclusos, ya que entre ellos los presuntos violadores son menos aceptados que los penados que han cometido cualquier otro delito. Hurtado temía ataques y represalias del resto de la población reclusa.

Denuncia de una prostituta

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía lo detuvieron tras la denuncia presentada por una prostituta, quien acusé a Hurtado de haberle robado 5.000 pesetas tras realizar el acto sexual con ella. Tras su arresto se comprobó que sus rasgos correspondían con la descripción realizada por dos jóvenes de 14 años, a las que presuntamente había violado y sometido a actos sexuales aberrantes en la noche de San Juan, el día 24 de junio, tras obligarlas por la fuerza a introducirse en una furgoneta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS