500 personas, no admitidas en el único centro de educación de adultos de Alcalá

Alrededor de 500 personas que presentaron solicitud de ingreso en el centro de educación permanente de adultos Don Juan I, de Alcalá de Henares, no podrán cursar este año estudios para obtener el graduado escolar. El motivo del rechazo de estas solicitudes es el grado de masificación que sufren las instalaciones de este centro, dependiente de la Dirección Provincial del Ministerio de Educación y Ciencia, y la única institución pública y gratuita de la localidad donde los adultos pueden acudir a clase y obtener dicha titulación académica. En Alcalá, con una población de 150.000 habitantes, hay censados 21.000 analfabetos totales o funcionales.Según Charo Navarro, portavoz de los alumnos no admitidos, el centro de educación permanente no ha acogido a nuevos alumnos a este curso "excepto analfabetos totales o neolectores, con lo cual nos hemos quedado en la calle todos los adultos que sabiendo leer y escribir queremos ampliar nuestro nivel cultural al mínimo establecido en el graduado escolar". Navarro, ama de casa de 36 años, con tres hijos, piensa que "es indignante que varios centenares de personas que deseamos progresar intelectualmente en la madurez, ya que no pudimos hacerlo de niños, no podemos hacerlo por falta de sitio".

Según Urbano Brihuega, concejal de Educación, el Estado debe atender la enseñanza obligatoria, de 6 a 16 años, y también a los adultos, "pero siempre según sus posibilidades, y en Alcalá hay otras que no son el centro permanente de adultos, como el Plan Local de Albafetización y el Cenebad, donde se puede obtener el graduado escolar a distancia. El único lugar que no puede atender la demanda es el centro Don Juan I".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1988.