TENIS / OPEN DE ESTADOS UNIDOS

Wilander se convierte en el 'número uno' mundial tras vencer a Lendl en la final

Mats Wilander (Suecia), de 24 años, ha pasado a ser el número uno mundial tras ganar a Ivan Lendl (Checoslovaquia), por 6-4,4-6,6-3,5-7 y 6-4, en la final del torneo de Flushing Meadow, Open de Estados Unidos. Wilander, vencedor este año en Australia, Roland Garros y Flushing Meadow, ha completado la mejor temporada de su vida. Suecia, al haber ganado Stefan Edberg en Wimbledon, completa así un excepcional Grand Slam. "Es la mejor victoria de mi vida", dijo Wilander. "Me he emocionado más que cuando gané en Roland Garros, a los 17 años".

La final fue uno de los partidos de mayor intensidad emocional de los últimos años, y sirvió para romper numerosas barreras. Fue la final más larga de la historia del Open de Estados Unidos, con cuatro horas y 54 mimitos [el récord lo poseían Lend] y Wilander, en 1987, con cuatro horas y 47 minutos, en un partido de cuatro sets que ganó el checo]. Wilander consiguió, por primera vez en su carrera, pasar a ser el número uno del mundo, destronando al propio Lendl. Además, Wilander impidió que el checo batiese el récord de semanas en el trono del tenis, que sigue en posesión de Jimmy Connors (EE UU), con 159 semanas, desde agosto de 1977. A Lendl sólo le faltaban tres semanas para batir a Connors, y se quedó también sin ser el primer jugador que gana cuatro Open de Estados Unidos consecutivos, algo que no se consigue desde que lo logró Bill Tilden (EE UU) en 1923. Además, por primera vez desde 1983, Lendl se ha quedado sin ganar un torneo del Grand Slam a lo largo de toda la temporada. Y, finalmente, Wilander se convierte en el primer sueco que gana el Open de Estados Unidos, un torneo que el gran Bjorn Borg jamás conquistó en sus 10 apariciones.En la final, Lendl cometió 83 errores no forzados por 36 de Wilander. El sueco ganó la primera manga por 6-4, pero en el segundo set, cuando llevaba una ventaja de 4-1, se encontró con un Lendl que se negaba a morir, y que dio la vuelta al marcador para ganar por 4-6. En, la tercera manga, Wilander volvió a escaparse por 3 a 0, pero esta vez sin flojear en su juego para ganar por 6-3.

En el cuarto set, Wilander rompió el servicio de Lendl para colocarse con una ventaja de 4-3 y su saque. Pero Lendl resurgió y ganó por 5-7. El quinto set fue emocionante, con varias roturas de servicio hasta que Wilander, en el octavo juego, rompió el de Lendl y mantuvo el suyo con muchas dificultades. Lendl superó una bola de partido y dispuso de dos puntos de break.

"Es el partido más vibrante que he jugado", dijo el sueco tras recibir el talón de 275.000 dólares (unos 34 millones de pesetas) como ganador. Wilander defendía hace dos años que de ninguna manera quería convertirse en el número uno. Ahora ha cambiado de opinión. Cuando se le preguntó cuánto tiempo iba a serlo, Wilander contestó: "Mientras mi mujer me deje jugar a tenis". El jugador sueco aseguró, por otra parte, que si en el plazo de dos días no mejora de una lesión que sufre en una pierna desde hace un mes, no competirá en los Juegos Olímpicos de Seúl.

El cuadro de honor del torneo queda así: Individual masculino: Mats Wilander (Suecia). Individual femenino: Steffi Graf (RFA). Dobles masculinos: Emilio Sánchez y Sergio Casal (España). Dobles femeninos: Gigi Fernández (P. Rico) y Robin White (EE UU). Dobles Mixtos: Jana Novotna (Checoslovaquia) y Jim Pugh (EE UU). Veteranos: Tom Gullikson (EE UU). Individual junior masculino: Nicolás Pereira (Venezuela). Individual junior femenino: Carrie Cunningham (EE UU). Dobles junior masculinos: Jonathan Stark y John Yancey (EE UU). Dobles junior femeninos: Kernberley Po y Meredith McGrath (EE UU).

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de septiembre de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50